Esas son puras mentiras

Sigrid Bazán
15 05 2019 | 00:14h

Cuando se escucha a Susana Villarán decir que aceptó el dinero “para salvar Lima”.

Cuando se escuchó a Susana Villarán decir en la audiencia que ella “siempre ha dado la cara” ...no es más que otra mentira. Dar la cara es aceptar tus responsabilidades en lugar de esconderte hasta que te delaten. Dar la cara es enfrentar tú misma las consecuencias de tus actos y no esperar a que muchas reputaciones se destruyan mientras guardas un silencio conveniente, cómplice. 

Presentarse a las audiencias, cumplir con el régimen de comparecencia, ir puntual a las citaciones. Esas no son cosas extraordinarias, no deberían serlo. Si alguien se ve inmiscuida en alguna investigación, esos son DEBERES. Nadie es mejor persona por cumplir con la ley, todos lo hacemos. Todos nos rompemos el lomo trabajando y pagamos nuestros impuestos, nuestro pasaje, los peajes...nos ganamos la vida de manera honrada. 

Pero ahora resulta que la señora Villarán, como muchos investigados, cree que una “buena conducta” la hace menos condenable, menos villana. Pues ante los ojos del resto, y más aún, ante los ojos de quienes creímos que la señora pudo haber representado una forma distinta de hacer política: no. No, señora Villarán. Usted está tan involucrada como el resto y ha mentido, igual que todos.

Cuando se escucha a Susana Villarán decir que aceptó el dinero “para salvar Lima”. ¿Dinero de la corrupción para luchar contra la corrupción? ¿Dinero para “salvar Lima”, manteniéndose en el poder, para al final terminar llenando nuestra ciudad de peajes? Que sea la primera candidata/autoridad en reconocer que recibió aportes podrá significar mucho para su defensa, pero para quienes creyeron en su propuesta, para la gente en general, no significa nada. 

Menos cuando la historia recuerde lo que fue su campaña reeleccionista. Perdió estrepitosamente. Ya varios la habían abandonado. Susana Villarán se encargó de alejar a quienes la apoyaron de manera desinteresada y ahora quizá esté más claro el porqué. Ahora, al borde de la prisión preventiva, tres personas cercanas estarían colaborando con la justicia, entregando información de la propia Susana Villarán. 

Finalizo esta columna antes de conocerse el veredicto de la audiencia de prisión preventiva. No sólo existe un audio que probaría el intento de la exalcaldesa de coordinar declaraciones en caso existan colaboradores que la echen, sino que las reiteradas mentiras de la señora la ponen en una situación complicada. Que el recurso de la prisión preventiva se solicite y aplique a todos por igual. Y que dé resultados. Justicia, al fin y al cabo, es lo que todos pedimos.