Constructoras responderán por S/ 10 mil millones en obras públicas

Lupe Muñoz
14 May. 2019 | 19:30h

Las últimas declaraciones de Jorge Barata sobre el Club de la Construcción que formuló entre el 23 al 26 de abril, confirmando las revelaciones sobre esta organización que hizo el  15 de diciembre de 2016, terminaron por gatillar el requerimiento del fiscal Germán Juárez para que 16 compañías sean incorporadas penalmente en la investigación. Con esta solicitud, el fiscal  pretende que en caso estas empresas sean condenadas, paguen millonarias multas o eventualmente sean prohibidas de contratar con el Estado, o eventualmente, resulten liquidadas.

La fiscalía se ha enfocado especialmente en el periodo comprendido entre 2011 y 2014, porque en esa etapa el llamado Club de la Construcción consumó la mayoría de contratos "direccionados" con funcionarios del programa Provías Nacional, del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), encargado de los proyectos de construcción, rehabilitación y mantenimiento de las carreteras en todo el país.

Embarradas

A la versión de Jorge Barata, se sumaron las confesiones del ex asesor del MTC, Carlos García Alcázar, y del operador entre los funcionarios de Provías y las constructoras, el empresario Rodolfo Prialé de la Peña. El fiscal Juárez también ha tomado en cuenta las declaraciones de ex funcionarios de Provías Nacional, en la condición de aspirantes a colaboradores eficaces. 

Son más de 50 obras de gran envergadura entregadas por Provías Nacional entre 2011 y 2014 al Club de la Construcción. Individualmente, superan los 8 mil millones de soles. Pero, si se añaden los proyectos otorgados a consorcios conformados por miembros del mismo club, el monto supera los 10 mil millones de soles.

PUEDES VER: Solicitan prisión preventiva contra cuatro personas del Club de la Construcción

Conforme las declaraciones de los colaboradores eficaces -reveladas por La República- , el esquema de corrupción incluía al ex ministro de Transportes y Comunicaciones, Carlos Paredes Rodríguez; el ex gerente de la Unidad Gerencial de Obras de Provías Nacional, Marcos Garnica Arenas; el ex jefe del Área de Estudios, de la misma entidad, Amaru López Benavides; el ex jefe del Área Ambiental, Ítalo Díaz Horna; y el ex jefe del Área de Planificación y Presupuesto, Amaru Quijano Pittman.

También fueron parte del esquema de corrupción los integrantes de los Comités de Licitación de Provías Nacional que simulaban compulsar las ofertas de las empresas.

Los miembros del Club de la Construcción ya estaban investigados como terceros civilmente responsables por los hechos, pero con las nuevas declaraciones de Jorge Barata que agravaron el involucramiento de los mismos, la fiscalía resolvió solicitar incorporarlos penalmente en el caso.

Las constructoras que individualmente recibieron los contratos más cuantiosos como miembros del Club de la Construcción son la peruana ICGGSA, con más 2 mil 256 millones de soles; la colombiana Conalvías del Perú, con 1,002 millones de soles; la brasileña Mota Engil Perú, con  990 mil soles; y la ecuatoriana CASA, con 861 mil soles.

Sobre el caso, todavía faltan las declaraciones de otros ex funcionarios de Odebrecht, OAS, Queiroz Galvao y Andrade Gutierrez, que fueron parte del Club de la Construcción. Esto significa que el número de implicados inevitablemente se ampliará.