"¿Quiere un segundo muerto la Fiscalía?", pregunta Luis Nava [VIDEO]

Daniela Mercado
2019 M05 14 | 12:29 h

El exsecretario de Alan García argumentó su mal estado de salud. Por los 36 meses de prisión preventiva en su contra, el Poder Judicial evalúa la apelación de la defensa de Luis Nava.

Luis Nava Guibert, exsecretario presidencial durante el segundo gobierno de Alan García, usó como argumento su mal estado de salud para solicitar que se revierta la orden de 36 prisión preventiva en su contra por el caso Odebrecht.

El exfuncionario participó de la sesión a través de una videoconferencia de la audiencia de apelación a la medida cautelar, Sala Penal de Apelaciones Nacional Anticorrupción de la Corte Superior de Justicia Especializada.

PUEDES VER La vez que Nava afirmó que Atala solo lo visitaba a Palacio "para comer pollo"

Nava enfatizó que se encuentra en estado de gravedad agregando las urgencias y emergencias que tuvo respecto a su salud. Indicó que el 16 de abril tuvo un preinfarto por lo que fue internado en cuidados intensivos.

Señaló que desde hace 14 días tiene problemas cardíacos y está acompañado de un enfermero. Se amparó en la Ley del Adulto Mayor e indicó que es una persona "anticoagulante".

"¿Cuál es lo adecuado para una persona de 73 años? (...) Será mi destino morirme ¿quiere un segundo muerto la Fiscalía? seré yo, señor fiscal", increpó al representante del Ministerio Público.

PUEDES VER Nava debe elegir entre delatar a García o sufrir prisión

La abogada de Nava solicitó "una medida menos gravosa" como impedimento de salida del país, detención domiciliaria o comparecencia restringida.

En la audiencia también se evalúa el recurso de apelación presentado por la Fiscalía contra la resolución que declara infundado el requerimiento de prisión preventiva contra los imputados Enrique Javier Cornejo Ramírez, Oswaldo Duber Plasencia Contreras, Jorge Luis Menacho Pérez y Raúl Antonio Torres Trujillo.

Nava y Barata

El fiscal superior del Equipo Especial Lava Jato, Oliver Chávez, reitera la posición acusadora. Según el Ministerio Público, el exsecretario del gobierno aprista fue quien solicitó a Jorge Barata, exsuperintendete de Odebrecht, el aporte ilícito por la Línea 1 y 2 del Metro de Lima.

Su hijo, José Nava Guibert, corroboró que Barata llevaba maletines de dinero en efectivo su padre, por lo sobornos.

Ante las pruebas de la Fiscalía, el Poder Judicial dictó prisión preventiva desde el 30 de abril en el penal Castro Castro. De los nueve investigados, es el único al que se le dictó esta orden.