Edwin Donayre dijo no temer a la cárcel, pero hasta ahora no se entrega

Ángel Páez
03 May 2019 | 21:00 h

Trayectoria. Ex comandante general del Ejército nunca tomaba en serio las investigaciones en su contra, solía mofarse de quienes lo investigaban y gozaba de un sector de la prensa que lo contrataba como comentarista de la Parada Militar, a pesar de las graves acusaciones que enfrentaba. Una vez condenado, se le fue la risa.

"No le tengo miedo a la cárcel, ni siquiera a la muerte", proclamó en voz alta el ex comandante general del Ejército y ex congresista Edwin Donayre Gotzch en el Palacio Legislativo, el jueves 29 de noviembre de 2018. Casi medio año después, esas potentes palabras no se volvieron a escuchar cuando agentes de la Policía Judicial buscaron en su residencia al militar en retiro para conducirlo a la cárcel para que cumpla cinco años de cárcel por el delito de peculado. Robo al Estado.

Si algo identifica a Donayre, es su facilidad de palabra, pero que no siempre encaja con la verdad.

PUEDES VER FP pide a Del Solar intervenir en decisión judicial y les recuerdan época de Fujimori

En la tarde de ayer, el hijo del general no habido, Christian Donayre Montesinos, manifestó a una delegación de policías que se presentó en el hogar del exlegislador que su padre se entregaría en el transcurso del viernes. Al cierre de edición, sin embargo, Edwin Donayre continuaba prófugo de la justicia. Su retumbante frase ("No le tengo miedo a la cárcel") cayó en saco roto.

El 9 de noviembre de 2008, cuando ejercía en el gobierno de Alan García como comandante general del Ejército, la revista Domingo que publica La República difundió una investigación del autor de este reportaje sobre el caso de "Los Gasolineros", que involucraba a Donayre. "Eso es una mariconada", me dijo, refiriéndose al trabajo del inspector general del Ejército, el general Francisco Vargas Vaca, quien detectó el caso de corrupción. Donayre justificó el incremento de la dotación de gasolina que solicitó como jefe de la Región Militar Sur, porque supuestamente preparaba a las tropas para un eventual conflicto con Chile. No era verdad.

PUEDES VER César Hildebrandt sobre Alan García: "La muerte no altera la biografía del difunto"

Fuera de combate

No obstante que la Contraloría confirmó la investigación del inspector Francisco Vargas, y la fiscal Marlene Berrú Marreros citó varias veces al general Donayre para que respondiera por los cargos, este se mantuvo en el cargo de comandante general del Ejército con el respaldo del ex presidente García. Para demostrar la amistad que compartía con el exjefe de Estado, en una actuación pública Donayre obsequió al último hijo de este, Federico Dantón, un uniforme del Ejército a la medida. El mensaje era clarísimo. A fin de año Donayre pasó al retiro a Vargas.

"Pueden decir de mí lo que quieran, menos una cosa: no soy maricón", me dijo en la entrevista en el Cuartel General del Ejército. A pesar de las represalias contra el general Vargas, Donayre no consiguió impedir que el caso evolucionara.

La Contraloría comprobó que, como sostuvo el Inspector General del Ejército, Donayre solicitó una dotación adicional de 80 mil galones mediante documentos que llevaban su firma y sello, pero sin la justificación pertinente. El entonces jefe del Ejército, su cómplice el general César Reinoso Díaz, aprobó el pedido sin reclamar nada.

PUEDES VER Odebrecht: Denuncia contra fiscal Pérez por presunta filtración de acuerdo fue archivada

Al efectuar la Contraloría un peritaje a los documentos, detectó que todos habían sido fabricados en un mismo momento para "regularizar" el suministro extraordinario de combustible. Lo peor de todo es que los mencionados documentos jamás ingresaron al Servicio de Intendencia del Ejército (SINTE). Todo se trataba de un montaje.

"Los hechos comentados permiten identificar la existencia de indicios de los delitos de peculado y contra la fe pública, en la modalidad de falsificación de documentos", concluyó la Contraloría, que se encontraba entonces al mando de Genaro Matute Mejía, quien le había declarado la guerra a la corrupción en las Fuerzas Armadas.

Precisamente, fue Matute quien, debido a una investigación de La República, ordenó intervenir una millonaria compra de raciones de combate para los efectivos del Ejército que cumplían misión en el valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem). Este diario reportó que Donayre había dispuesto la adquisición de alimentos de combate a una empresa estadounidense, que era la misma que proveía de dichos comestibles a los efectivos norteamericanos que se encontraban emplazados en Irak. Sin concurso de precios, sin licitación, mediante una adjudicación direccionada, y con un menú que no correspondía a las costumbres de los soldados peruanos, Donayre aprobó la adquisición. Cuando llegaron las raciones de combate, los efectivos las rechazaron. Gran parte fue lanzada a la basura.

Donayre creyó que su condición de congresista le permitiría sortear el caso de "Los Gasolineros". Se equivocó. Esta vez no le funcionó el chiste.

PUEDES VER Pleno del Congreso debatió Plan de infancia y adolescencia expuesto por Del Solar

Vizcarra confía en que exjefe del Ejército se entregue

"Creo que la población puede sacar sus conclusiones sobre la celeridad que debe tener el Congreso en temas que son de suma importancia. Finalmente, esperemos que con la orden dada por el Poder Judicial se pueda ubicar y cumplir la ley", señaló el mandatario Martín Vizcarra en relación al mandato de captura del ex comandante general del Ejército, Edwin Donayre, condenado a 5 años de cárcel por peculado.

Ayer el presidente del Congreso, Daniel Salaverry, emitió una resolución luego de que el Pleno levantara el fuero de Edwin Donayre, declarando la vacancia del cargo de este como parlamentario. El accesitario de Donayre es el exministro de Defensa y exembajador en Italia, el periodista Luis Iberico Núñez.

Agentes de la Policía Judicial y de la Policía de Requisitorias buscaron a Donayre en todas las propiedades que tiene a su nombre en Lima. No hubo resultados.

En la búsqueda también participan agentes de la Dirección General de Inteligencia del Ministerio del Interior (Digimin).