Fiscalía en desacuerdo con liberación de hermanos Chávez Sotelo [VIDEO]

Daniela Mercado
2019 M05 3 | 16:58 h

Las Bambas. El fiscal Jorge Chávez Cotrina aclaró que la liberación de los hermanos Chávez Sotelo no significa que hayan sido declarados inocentes. Las investigaciones continuarán.

El Poder Judicial decidió revocar los 36 meses prisión preventiva que afrontaban los hermanos Chávez Sotelo, acusados de extorsión a la minera MMG Las Bambas. Esta medida no ha sido compartida por el Ministerio Público pero la respetarán, señaló el fiscal Jorge Chávez Cotrina.

Los acusados de ser parte de la presunta organización criminal 'Los Chavelos', apelaron a la medida cautelar y ahora el Poder Judicial ordenó su liberación en comparecencia con restricciones.

PUEDES VER Las Bambas: Poder Judicial ordena liberación de hermanos Chávez Sotelo

"La Sala superior después de haber hecho su análisis ha revocado la prisión preventiva de 36 meses y lo ha convertido en una comparecencia con restricciones. nosotros no compartimos esta decisión de la Sala, pero obviamente tenemos que respetar las decisiones que toma el Poder Judicial", declaró en entrevista con Canal N.

Chávez Cotrina, fiscal coordinador de Crimen Organizado, explicó la nueva resolución judicial es en última instancia por lo que el Ministerio Público ya no podrá apelar. Enfatizó que esta nueva medida cautelar no significa que hayan sido declarados inocentes.

PUEDES VER Comuneros de Cotabambas evalúan Ley de Amnistía y opciones contra denuncias

“Esperar que ellos cumplan las disposiciones, sino se revocará la comparecencia. La investigación continúa, eso no significa que hayan sido declarado inocentes, lo que pasa es que ellos van a enfrentar las imputaciones del Ministerio Público en calidad de citados en comparecencia”, sostuvo.

Entre las restricciones ordenadas para los hermanos Chávez Sotelo está la prohibición de comunicarse con los demás coimputados ni con otros testigos, peritos u otras personas relacionadas a la investigación.

Se les imponen reglas de conducta como la obligación de no salir de Apurímac y presentarse cada semana para firmar el libro de control.