Ministerio de Salud nombra en altos cargos a funcionarios con antecedentes

Lupe Muñoz
3 05 2019 | 10:03h

La ministra de Salud, Zulema Tomás Gonzáles, nombró en el cargo de Director General de la Oficina General de Administración de su despacho a Oswaldo García Bedoya, no obstante que este funcionario cuenta con antecedentes de sanciones administrativas.

En 2002, el entonces viceministro de Salud, Óscar Ugarte Ubillús, autorizó que se le iniciara a Oswaldo García un proceso administrativo, luego que una comisión Especial de Procesos Administrativos Disciplinarios determinara que mientras el mencionado funcionario ocupaba el cargo de Director General de la Oficina General de Administración (OGA), se distribuyeron productos médicos sin que previamente se realicen los correspondientes controles de calidad mediante exámenes organolépticos, de acuerdo con lo establecido en los contratos.

PUEDES VER: Hospital Loayza: Desde hoy los pacientes podrán programar sus citas por teléfono

Pero este no es el único caso que involucró a Oswaldo García. En 2008, mientras tenía el cargo de Gerente de Administración en el programa Juntos, el director ejecutivo de dicho programa, Luis Huarachi Quintanilla, decidió retirarlo del cargo luego de detectar que incurrió en irregulares administrativas al haber ejecutado distintos procesos al margen de la Ley de Contrataciones y Adquisiciones del Estado.

La ministra Zulema Tomás también designó como Directora General de la oficina de Planeamiento, Presupuesto y Modernización del Ministerio de Salud, a Cedilia Kuroiwa Pérez, quien en 2018 resultó implicada en la investigación que hizo la Comisión de Fiscalización y Contraloría del Congreso. Como resultado, fue incluida como responsable en las presuntas irregularidades  en la construcción y equipamiento de los hospitales de Cutervo, Jaén, Cajabamba y San Ignacio, en Cajamarca.

Según el  informe presentado por dicha comisión, Cedilia Kuroiwa y otro funcionarios presuntamente otorgaron la buena pro de manera irregular a los consorcios que resultaron ganadores. Estas obras demandaron una inversión de 300 millones de soles.

Consultado el Ministerio de Salud sobre estos, la Oficina de Comunicaciones de dicho despachó respondió que no hay ningún impedimento legal ni ético que prohíba la contratación de los funcionarios, puesto que no han vulnerado ninguna norma.