Perfecto Andrés Ibáñez: “Hay sectores que han descubierto la prisión preventiva recién con los imputados de lujo”

La República
2019 M05 3 | 02:00 h
Perfecto Andrés Ibáñez. Magistrado emérito de la Sala Segunda (de lo Penal) del Tribunal Supremo de España. Autor de diversas publicaciones académicas de Derecho. Doctor honoris causa de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

Perfecto Andrés Ibáñez. Magistrado emérito de la Sala Segunda (de lo Penal) del Tribunal Supremo de España. Autor de diversas publicaciones académicas de Derecho. Doctor honoris causa de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP).

El doctor Perfecto Andrés Ibáñez, considerado uno de los más destacados juristas españoles contemporáneos, comenta algunas controversias sobre el caso Lava Jato, como la prisión preventiva, las implicaciones de varios políticos y el desempeño de fiscales y jueces. Estuvo en Lima para recibir una distinción en la Universidad Católica.

¿Cómo ve el caso Lava Jato en América Latina en general?

Este caso se diferencia de otros en las dimensiones, en el carácter transnacional del fenómeno corrupción, pero el esquema es el clásico: intercambio oculto entre los mercados político y económico, en que funcionarios y políticos relevantes se venden y las empresas hacen su negocio quebrantando las reglas del mercado y de la política.

PUEDES VER Yehude Simon asegura que el Apra siempre tuvo una fuerza de choque

¿Y la justicia está a la altura para hacer frente a este caso?

La justicia tiene un problema grave: no está pensada para afrontar problemas de esta calidad, envergadura y generalidad. Las políticas se encargaron de procurar que las judicaturas no tengan gran capacidad de respuesta. Sin embargo, el Estado constitucional ha fortalecido la independencia judicial. Esto genera que algunos jueces puedan hacer frente a fenómenos de corrupción antes no afrontados.

Una judicatura limitada...

Las altas magistraturas suelen estar muy penetradas políticamente. Y los imputados de lujo, los políticos bajo proceso, tienen como jueces naturales a los altos magistrados, cuyos nombramientos muchas veces son políticos. Esto genera un círculo vicioso que a veces se ha roto con un círculo virtuoso que lleva a la persecución de conductas que antes no se daba.

¿Cómo ve el caso peruano?

En Perú hablamos de casos de corrupción aparatosos que afectan a los últimos expresidentes. Es terrible. Es el mundo al revés: las instituciones y la política compitiendo con la calle en la producción de delincuencia. Es posible que la política y las instituciones corruptas generen delincuencia de mayor gravedad que la que da la calle.

PUEDES VER Letona sobre moción de vacancia de Vilcatoma: "Hasta hoy es un enigma"

¿Es buen síntoma que Perú tenga varios de sus políticos importantes investigados?

En el momento en que hay materia delictiva, ha de abrirse un proceso. No son los jueces los que invaden la política. Es la política corrupta la que se precipita en el juzgado. El problema es que la gente piense que todos son iguales y ese es caldo de cultivo de populismos autoritarios y del fascismo. Ese es un peligro. Pero la intervención judicial es saneadora. No hay alternativa.

¿Y cómo hacer para no dar espacio a esos extremismos, pero sí sanear esta situación?

Los medios de comunicación tienen un gran papel. La justicia tiene que hacer el suyo y, además, explicarlo: decisiones motivadas, cargadas de razón y sentido, y buenos servicios de información para la ciudadanía.

Algunos perciben abusos con la prisión preventiva y otros la apoyan. ¿Qué piensa?

En general, tiene un problema de compatibilidad con la presunción de inocencia, pero es constitucional en todos los países. Lo escandaloso es que ciertos sectores de opinión culta hayan descubierto la prisión preventiva ahora y no se hayan enterado que 40% de presos están en la cárcel preventivamente y podrían no tener que estar. Esa hipersensibilidad garantista ante la prisión de los imputados de lujo me parece un escándalo.

PUEDES VER Jorge Meléndez cuestionó la moral de César Segura por blindar a Chávarry [VIDEO]

Los críticos de la prisión preventiva dicen que los jueces están cayendo en populismo al darla por demanda de la gente...

No soy un entusiasta de la prisión preventiva, pero cuando se trata de crímenes muy graves y de sujetos que pueden haber delinquido y tienen en su poder los elementos probatorios, las prisiones preventivas pueden estar bien dadas. Son delitos de consecuencias incalculables. Ahora bien, no debe ser utilizada como un castigo anticipado.

Un sector alega que hay una judicialización de la política. ¿Cómo toma este discurso?

En los casos que están en la agenda pública en Perú que conozco, son sujetos políticos que han podido delinquir, una parte de la política, que se mete en el juzgado. Por tanto, la judicialización de la política es una falacia intolerable que confunde a la opinión, algo tramposo.

El suicidio del expresidente Alan García ha exacerbado ánimos contra jueces y fiscales de estos casos, y hubo también marchas de respaldo. ¿Cómo ve a estos operadores de justicia?

Pretender que del suicidio de García se infiere una mala actuación judicial me parece tramposo, demagógico e indecente. Es lamentable este suicidio, pero era un imputado de lujo que tenía a su alcance los mejores medios de defensa y en la cárcel hubiera estado mejor tratado que cualquiera. No creo que se caiga en justicialismo, pero si los jueces y fiscales actúan con la legalidad, está bien que tengan un reconocimiento.

PUEDES VER Luis Nava fue trasladado al penal Castro Castro [VIDEO]

¿Cuán importante es la cooperación internacional en la investigación de estos casos?

En este momento, la delincuencia está globalizada porque se deslocaliza, opera con facilidad, el dinero se mueve a bastante velocidad, en tiempo real. Entonces, la cooperación internacional es fundamental.

¿Está funcionando bien la cooperación internacional en el esclarecimiento de Lava Jato?

No estoy seguro. La Banca Privada de Andorra parece que ahora sí, pero ¿cuántos años ha estado blanqueando, encubriendo? Están los paraísos fiscales. Creo que falta voluntad política. Hay avances pero la política tendría que comprometerse muy a fondo. Si los partidos políticos tienen financiación oscura, es difícil que puedan contribuir a la regeneración democrática. Es muy complejo.

¿Qué es fundamental para una lucha contra la corrupción que sea eficiente?

Donde se da una ilegalidad, la respuesta judicial es imprescindible. Pero la política no se regenera a base de procesos penales. La política tiene su propia responsabilidad en la autogeneración. El partido político tiene una asignatura pendiente, la autodemocratización.