Confesión de Atala permitiría incautar los bienes de Alan García

Redaccionlr
1 May. 2019 | 02:00h

Consecuencias. Testimonio será crucial en el proceso de pérdida de dominio. Pero antes deben corroborar lo dicho por empresario.

La confesión del empresario Miguel Atala Herrera, quien ante los fiscales del Equipo Especial Lava Jato admitió haber sido testaferro del expresidente Alan García, no solo confirmaría una serie de indicios de vital importancia para la investigación. También permitiría iniciar el proceso de incautación, o pérdida de dominio, sobre los bienes presuntamente adquiridos con dinero ilícito por el exmandatario.

Así lo explicaron reconocidos especialistas en derecho, quienes coincidieron en que la sola declaración de Atala no será suficiente, pero sí servirá para pedir a la justicia intervenir las propiedades de García.

PUEDES VER Dictan prisión preventiva para Luis Nava y arresto domiciliario para Miguel Atala

"Para que la pérdida de dominio proceda, todo dependerá de la evidencia que presenten los fiscales. Con qué otros medios de prueba podrán corroborar lo dicho por Atala y demostrar que García adquirió dichos bienes con dinero ilícito", señaló el constitucionalista Luciano López, quien saludó además el trabajo realizado hasta ahora por el Ministerio Público.

"(La confesión de Atala) es muy importante, pero da más para solventar la investigación preparatoria. Para la pérdida de dominio van a necesitar más evidencia, pero es un buen punto de partida haber logrado la confesión", acotó.

PUEDES VER Alan García también enfrentó a delatores en su primer gobierno

En tanto, el exprocurador anticorrupción Luis Vargas Valdivia coincidió con López en la necesidad de probar el testimonio. "Según la ley de pérdida de dominio, es posible incautar bienes e incluso cuentas bancarias si se acredita que tienen un origen total o parcialmente ilícito. Esto, porque se trata de un proceso autónomo, muy aparte del proceso penal", explicó.

Asimismo, refirió que incluso los bienes traspasados a terceros pueden ser intervenidos. En ese sentido, el inmueble adquirido por Alan García en Miraflores, declarado como vivienda familiar en el 2013, no estaría libre de una posible incautación.

PUEDES VER Domingo Pérez sobre las amenazas apristas: "Los fiscales estamos en riesgo"

Finalmente, el exprocurador Julio Arbizu comentó que el espíritu de la ley de pérdida de dominio radica en la necesidad de desarticular organizaciones criminales y despojarlas de su patrimonio ilegal.

"Estas incautaciones tienen que ser proporcionales al dinero que presuntamente se obtuvo de manera ilícita. En el caso de García se habla de millones. Van a tener que ser muy precisos", apuntó.