Federico Danton: El día que Alan García reconoció públicamente a su heredero

Tres meses después de llegar a su segundo gobierno, Alan García reconocía públicamente a su hijo Federico Danton. ¿Por qué la intervención del periodista César Hildebrandt resultó decisiva para el futuro del ahora militante aprista?

Tres meses después de llegar a su segundo gobierno, Alan García reconocía públicamente a su hijo Federico Danton. ¿Por qué la intervención del periodista César Hildebrandt resultó decisiva para el futuro del ahora militante aprista?

La tarde del pasado jueves será recordada como el primer amago del joven Federico Danton en la vida política del país. Un día después de la muerte del expresidente Alan García Pérez, el sexto en su línea tomó las riendas de la Casa del Pueblo (como en vida haría su padre) y contuvo el ingreso del también exmandatario Ollanta Humala a las exequias.

La temprana historia de Federico Danton García Cheesman es conocida. Él nació en las sombras en febrero del 2005, mientras que su progenitor accedió al poder por segunda vez en julio del 2006. La noticia de su existencia se sabría recién en octubre de ese mismo año.

Al parecer, el mandatario tenía dudas sobre si debía presentarlo en sociedad. Una columna del periodista César Hildebrandt en La Primera le dio el pequeño empujón que necesitaba: habían pasado ya un año y diez meses desde su nacimiento.

El líder aprista no esperó mayor réplica. Ese fin de semana dirigió un Mensaje a la Nación en el cual admitía tener un hijo producto de una relación extramatrimonial de dieciocho meses con la economista Roxanne Chessman. “Por entonces estaba separado de mi esposa”, explicó. A su siniestra, una solemne Pilar Nores completaba la estampa.

Esta imagen, que sería ampliamente cuestionada por sus detractores debido al carácter humillante que algunos le atribuían, representó después un sinsabor para la fenecida pareja. "Si pudiera retroceder la película no saldría de nuevo con ella, pero fue decisión de la señora. Ella ha hecho un alarde de fortaleza psicológica al decirme yo te acompaño. Yo mismo no haría lo que hizo la señora. Tiene más coraje que yo", dijo esa vez.

Con todo, el tema no quedaría ahí. Desde la oposición cundieron críticas de por qué no hizo pública la información estando en campaña, y por qué había esperado una revelación periodística para tocar el tema ante los peruanos. Y es que desde entonces ya se sabía que la imagen de una familia estable era un punto a favor camino al sillón de Pizarro.

¿Habría García reconocido públicamente y durante su segundo mandato al pequeño Danton? Eso es algo que únicamente podrá saberse en las esferas privadas de la familia, finalmente él siempre cumplió con su vástago. Lo cierto es que la primicia por parte de Hildebrandt no cayó nada bien entre los involucrados, pues el periodista fue despedido una semana después.

También te puede interesar

Nidia Vílchez: “Con la partida de Alan García, todo el temor desaparece. Ha limpiado el honor del Apra”

Nidia Vílchez acompañaba a su madre en el hospital Almerara cuando se enteró de que Alan García había ingresado de emergencia al Casimiro Ulloa. Fue allá y estuvo presente cuando los médicos convocaron a la familia para anunciar el desenlace. Dice estar de acuerdo con el suicidio del expresidente porque salvó “el honor del Apra”. Puedes leer más Aquí.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO