El mensaje de Alan García a sus alumnos una noche antes de suicidarse

Victor Cervantes
19 04 2019 | 07:38h

El expresidente Alan García dictaba un curso de maestría los martes por la noche y dejó un emotivo mensaje a sus alumnos.

El expresidente Alan García se despidió de sus alumnos de una clase de maestría en el Instituto de Gobierno y de Gestión Pública que dirigía, el último martes 16 de abril. Al día siguiente, se quitó la vida de un disparo en la cabeza.

Aquel día, García concedió su última entrevista en las instalaciones de la casa de estudios en la que 37 de sus alumnos lo esperaban como todos los martes. Uno de ellos narró a La República cómo fue la despedida del ex jefe de Estado. 

PUEDES VER Alan García [EN VIVO] restos de expresidentes son trasladados a cementerio de Huachipa

"Bueno, queridos estudiantes, hemos terminado hoy día. No sé cuándo nos volveremos a ver. Parece que quieren detenerme, mil disculpas por eso. Si ocurre, designarán a otro profesor. Nos volveremos a ver... Claro, si es que no me sucede nada", les dijo García Pérez.

De inmediato, los presentes gritaron al unísono un "¡No!", sin importarles que en el aula estaba presente Carlos Villareal Huayanay, periodista al que García respondió las últimas preguntas públicas.

PUEDES VER Carta final de García: "Dejo mi cadáver como muestra de mi desprecio hacia mis adversarios"

Según dijo a La República un miembro de la escolta de seguridad del ex mandatario, quien estuvo presente en el aula, los alumnos le pidieron que no se despida. 

"Alan García solo sonrió y levantó la mano. Así se despidió", narró. 

El expresidente falleció la mañana del miércoles 17 de abril, tras sufrir tres paros cardiorrespiratorios. Horas antes se disparó en la cabeza para evitar una orden de detención preliminar en su contra.

Carta de Alan García 

El último miércoles, el dos veces presidente del Perú, Alan García, se suicidó de un disparo en la cabeza luego que la Fiscalía y PNP se presentaran en su vivienda para detenerlo de manera preliminar por el Caso Odebrecht. ÉL ya presentía lo que le venía y decidió dar unas palabras a su familia antes de tomar la fatal decisión. Esta es la carta de Alan García antes de su suicidio.

Cumplí la misión de conducir el aprismo al poder en dos ocasiones e impulsamos otra vez su fuerza social. Creo que esa fue la misión de mi existencia, teniendo raíces en la sangre de ese movimiento.

Por eso y por los contratiempos del poder nuestros adversarios optaron por la estrategia de criminalizarme durante más de 30 años, pero jamás encontraron nada y los derroté nuevamente porque nunca encontrarán más que sus especulaciones y frustraciones.

En este tiempo de rumores y odios repetidos que las mayorías creen verdad, he visto cómo se utilizan los procedimientos para humillar y vejar y no encontrar verdades.

Por muchos años me situé por sobre los insultos, me defendí. Y el homenaje de mis enemigos fue argumentar que Alan García era muy inteligente como para que ellos no pudieran probar sus calumnia.

No hubo ni habrá cuentas ni sobornos ni riqueza, la historia tiene mas valor  que cualquier riqueza natural. Nunca podría haber precio suficiente para quebrar mi orgullo de aprista y de peruano. Por eso repetí: otros se venden, yo no.

Cumplido mi deber en la política y en las obras hechas en favor del pueblo, alcanzadas las metas que otras países o gobierno no han logrado. No tengo porqué guardar vejámenes. 

He visto a otros desfilar esposados guardando su miserable existencia, pero Alan García no tiene porqué sufrir esas injusticias y circos. Por eso le dejo a mis hijos la dignidad de mis decisiones, a mis compañeros una señal de orgullo y mi cadáver como una muestra de mi desprecio hacia mis adversarios porque ya cumplí la misión que me impuse.

Que Dios al que voy con dignidad proteja a los de buen corazón y a los más humildes.

Luego de la lectura, el hijo menor de Alan García, Federico Danton, se inscribió en el partido político APRA frente a ataúd de su padre.

PUEDES VER Alan García: ¿Qué pasará con su pensión presidencial?

También te puede interesar

Apristas dieron el último adiós a Alan García en cementerio de Trujillo

Trujillo. El pueblo aprista despidió fiel a su estilo al exmandatario Alan García. Militantes de Trujillo se congregaron primero en la denominada Casa del Pueblo en la cuadra seis del jirón Pizarro, donde en señal de fraternidad compartieron un desayuno y luego llevaron ofrendas florales hasta el cementerio de Miraflores. Puedes leer más Aquí