Mercedes Cabanillas: No será fácil procesar su muerte

Redaccionlr
18 Abr 2019 | 21:00 h

Mercedes Cabanillas, exministra aprista, escribe este texto para recordar al expresidente Alan García. 

Procesar su muerte será un proceso lento, por etapas, como juntar piezas para poder interpretarlas, porque hay muchas facetas: el Alan de la juventud aprista, el Alan dirigente como secretario de organización, el Alan que es ungido como candidato en elecciones internas.

En el interín estuvo fuera del país capacitándose; y al regresar se incorporó a los grupos que promovía Víctor Raúl Haya de la Torre, quien daba cuenta de la pasta de líderes y, entre esos jóvenes, estaba Alan. Después, como dirigente de la Secretaría de Organización recorre las bases de todo el país con el mensaje del partido.

En el Congreso, como diputado, recuerdo que se colocó al lado del exministro de Economía del expresidente Fernando Belaúnde, Manuel Ulloa. Lo desafía, al no sentirse satisfecho con sus respuestas.

En 1982, se produce un Congreso partidario y Alan García es candidato a la Secretaría General, cargo que ganó. Al mismo tiempo, yo gané la Secretaría de Acción Política de la Mujer.

Fue así como nos encontramos. Hubo un gran Comité Ejecutivo, el mismo que lo impulsó para ser candidato del APRA a la Presidencia.

En las elecciones del año 1985, Alan postuló y ganó; y yo postulé como diputada. Fui llamada por él para ser su ministra de Educación.

Fue una experiencia muy intensa porque Alan era muy perseverante, muy fuerte y una persona muy culta. Te podía llamar a las 2 de la mañana para resolver cualquier problema.

Él se esforzó mucho en su trabajo. Con él se creó muchos centros educativos, centros pedagógicos y se amplió así la oferta de matrícula.

La ausencia del compañero Alan será muy dura de asimilar.