Cartas

grupo larepublica
Redaccionlr
h

Alan García y Odebrecht

Señor Director:

¿Alguien se puede imaginar a Marcelo Odebrecht caminando a un banco en Brasil con un par de maletines repletos de dólares para depositarle a cada uno de los candidatos que apoyaba? Es simplemente imposible. Sin importar el poder que pueda tener el empresario o político corrupto, las transacciones siempre se han realizado mediante intermediarios y ha sido por eso que tomó tantos años que se pusiera al descubierto esa siniestra red de corrupción que se expandía por todo el continente. Es por ello que leer al investigado expresidente Alan García escudarse en las declaraciones de Luis Nava genera indignación debido a que, una vez más, subestima al pueblo peruano y a la justicia que esta vez no pudo comprar. Era predecible que los hombres de confianza del líder aprista no lo iban a entregar fácilmente e iban a apoyar la versión de García hasta el final. Esto no causa sorpresa. El Apra aprovechó sus años de gloria para realizarle una enorme cantidad de favores a los personajes que rodean a Alan García, lo que les permitió enriquecerse de manera ilícita pero a cambio de lealtad en momentos como este. Tengamos en cuenta que una situación similar se vivió en el pasado y, con tal de salvar a García, sus compañeros apristas hasta estuvieron dispuestos a ir a prisión. Ese fue el caso de Rómulo León y Aurelio Pastor, quienes llegaron a estar presos, pero ni la pérdida de su libertad los llevó a contar la verdad sobre la participación del exmandatario en hechos ilícitos.

Cristian Rebosio Aguilar

DNI: 73684413

EsSalud, siempre EsSalud

Señor Director:

EsSalud Almenara –por orden de la sede central– me despide del trabajo desacatando una medida cautelar del Juez Especializado en lo Civil de Puno (Exp. 315-2011) que dispuso conceder medida cautelar innovativa de desplazamiento de personal, en forma temporal, por motivo de salud. Lo dispuesto por el Juez se venía renovando cada seis meses. En efecto, todas las resoluciones de EsSalud , incluida la última (Resolución de Gerencia Central Nº 1333-GCGP-ESSALUD-2018), considera lo siguiente: “…se concede la medida cautelar, mientras se resuelva de manera definitiva el proceso principal…” Lo inaudito es que el proceso principal aún no ha concluido, se encuentra en el Tribunal Constitucional (Exp. 2599-2014). EsSalud no respetó la Ley Orgánica del Poder Judicial que a la letra dice: “Toda persona y autoridad está obligada a acatar y dar cumplimiento a las decisiones judiciales o de índole administrativa, emanadas de autoridad judicial competente, en sus propios términos, sin poder calificar su contenido o sus fundamentos, restringir sus efectos o interpretar sus alcances, bajo la responsabilidad civil, penal o administrativa que la ley señala…”. Una Ley orgánica (por jerarquía de normas) prevalece ante una ordinaria.

César Ramírez Polanco

DNI 07047548

Educación sexual

Señor Director:

El escándalo de esta semana, por la culpa de un libro, ha reabierto el debate sobre la pertinencia y la dosificación de los contenidos educativos. Dio mucho gusto escuchar a congresistas, ministros, politólogos, pedagogos y ciudadanos dar sus puntos de vista al respecto. El foco de atención estaba en un texto educativo, cuyos autores, con responsabilidad, abordan el tema sexual sin tabúes ni hipocresías sociales. Pienso que este escándalo es uno de los tantos psicosociales a que nos tienen acostumbrados la poca educada clase política —pienso en la congresista Yesenia Ponce que falsificó su certificado de estudios secundarios— para distraer sobre los escándalos de corrupción en que están metidos casi todos. Sin embargo, nos dio gusto que por lo menos unos días, los medios de comunicación hayan dado cobertura a la crítica educación peruana.

Adolfo Ramírez Del Águila

Docente