Justiniano Apaza no cree en promesa de cero corrupción en GRA

Sofia Velasquez

@larepublica_pe

14 Abr 2019 | 4:53 h
La Republica

Parlamentario de Arequipa no cree en las palabras que dijo Cáceres Llica en su discurso por sus cien días de gestión. Desconfía luego de conocerse que familiares de su asesor y amigos suyos trabajan en el GRA.

Para el congresista Justiniano Apaza, la lucha anticorrupción en el Gobierno Regional de Arequipa (GRA) es una quimera (ilusión). Así respondió luego de escuchar el discurso del gobernador Elmer Cáceres, en el cual aseguraba que no tolerará acciones indebidas de sus funcionarios. 

El parlamentario no cree que esto se cumpla en la institución luego de las denuncias que La República hizo públicas, señalando la contratación de familiares del asesor Hugo Mendoza e incluso de amigos cercanos de Cáceres, como Eduardo Mejía Vargas y su esposa. "Escuchando por distintos medios sobre cúpulas familiares, donde trabajan el esposo y la esposa, que tienen toda la razón de trabajar, pero que por ética, por moral, no pueden hacerlo por más capacidad que tengan", dijo.

PUEDES VER: Cien días de Elmer Cáceres: entre ordenar la casa y la promesa de hacer obras

Para Apaza, corrupción no solo es malgastar dinero, también es el mal comportamiento de sus autoridades y sus funcionarios.

Una lectura diferente tiene el congresista Sergio Dávila, quien saludó las inversiones que el gobernador anunció. Respecto a las denuncias en contra de los funcionarios de Cáceres, indicó que se estarían haciendo los ajustes necesarios para la lucha anticorrupción. "No es una persona suprema (Cáceres) que pueda ver todo. Cuando anuncia cero corrupción, consideramos que está trabajando en esa línea", puntualizó.