Nava asegura que García no sabía de contratos entre empresa de sus hijos y Odebrecht

Carlos Rosales
h

El ex secretario presidencial de Alan García aseguró que no es un "testaferro" y que el exmandatario no conocía sobre las negociaciones entre Odebrecht y la empresa de sus hijos.

Luis Nava Guibert, ex secretario presidencial de Alan García, rechazó haber sido un testaferro para que la empresa Odebrecht aporté dinero a la campaña del Apra. De igual manera, negó que el expresidente haya tenido conocimiento de los contratos millonarios que tenían la empresa de sus hijos con la constructora brasileña.

"El expresidente Alan García nunca ha tenido vinculación, conocimiento, ni participación alguna en las actividades de las empresas de mis hijos. [...] Ni yo ni mis hijos hemos recibido dineros ilícitos ni somos testaferros ni agentes de nadie y rechazamos los términos especulativos y antijurídicos que usa la fiscalía como: "habrían podido haber participado", expresó Nava Guibert a través de una carta.

PUEDES VER Odebrecht: amplían investigación contra Luis Nava, exsecretario de Alan García

En ese sentido, Luis Nava sostuvo que "Jorge Barata ya ha declarado, bajo juramento y en colaboración eficaz, que Transportes Don Reina presta servicios desde hace muchos años antes del 2006", intentando descartar un presunto favorecimiento político de la empresa brasileña para la campaña presidencial de ese año.

"El estudio Nava y Huesta en todos estos años brindó servicios legales a la empresa Odebrecht por un breve tiempo por sumas nada relevantes", agregó el ex secretario presidencial de Alan García.

PUEDES VER Alan García: Los falsos aportantes del APRA en la campaña del 2006

En otro momento, denunció una "irresponsabilidad" de la Fiscalía en las atribuciones que se le imputan en la ampliación de la investigación en su contra por presuntamente haber recibido dinero de Odebrecht a través de la empresa de sus hijos, que laboró con dicha constructora brasileña.

La hipótesis de la Fiscalía señala que ambos habrían utilizado dicha empresa de transporte y el estudio de abogado Nava y Huesa para la recepción de dinero ilícito proveniente de Odebrecht. El dinero que habrían recibido era para beneficio del expresidente Alan García y otros funcionarios que participaron en el proyecto de la Línea 1 del Metro de Lima.