Fujimorista suspendido por tocamientos indebidos promueve colectivo 'Con mis hijos no te metas'

Delsy Loyolaj
6 04 2019 | 13:05h

“La educación empieza desde el hogar”, dijo el congresista Luis López Vilela, quien fue blanco de críticas en las redes sociales luego de opinar sobre el enfoque de género.

Tras mantenerse en silencio por un tiempo, el congresista de Fuerza Popular Luis López Vilela, suspendido 120 días luego de haber sido denunciado por la parlamentaria Paloma Noceda por tocamientos indebidos, apareció en las redes sociales. 

Lo hizo para promover el colectivo ‘Con mis hijos no te metas’, a raíz de que el último miércoles, la Corte Suprema declarara infundada la demanda que busca que el enfoque de género no sea incluído en el currículo nacional de educación.

PUEDES VER Galarreta criticó enfoque de género y De Belaunde le recuerda que FP lo promovía [VIDEO]

Además, el Poder Ejecutivo aprobó y publicó el 4 de abril la Política Nacional de Igualdad de Género, instrumento que guiará las acciones de todas las instituciones públicas para eliminar la “discriminación estructural contra las mujeres”.

“Todos los peruanos unidos en defensa de la formación de nuestros hijos. Que los cimientos de nuestra familia no sean más un instrumento político”, escribió en su cuenta de Twitter. 

Y luego agregó: “la educación empieza desde el hogar”. Inmediatamente después de ese mensaje, Luis López Vilela fue blanco de críticas por parte de usuarios que señalaron que no tenía autoridad para hablar del tema, considerando la denuncia en su contra.

PUEDES VER Tres congresistas denunciados por acoso entre noviembre y marzo

En diciembre del 2018, el congresista fujimorista fue denunciado por su colega Paloma Noceda por haberle realizado tocamientos indebidos al momento de intentar saludarla. 

“Un día estoy en una reunión con colegas y yo estaba sentada dando la espalda y viene ese colega (…) y me hace una suerte de masaje asqueroso en el cuello”, manifestó. 

Tras ello, se inició un proceso contra Luis López Vilela en la Comisión de Ética. El resultado fue una suspensión de 120 días sin goce de haber.