Roberto Vieira guardó silencio ante interrogatorio de la Fiscalía

Daniela Mercado
28 Mar. 2019 | 12:49h

El congresista Roberto Vieira, quien es investigado por presunto tráfico de influencias asistió a la citación del Ministerio Público pero decidió guardar silencio.

Guardó silencio. El parlamentario sin agrupar Roberto Vieira asistió al interrogatorio del Ministerio Público, tras denunciado por presunto tráfico de influencias agravado, pero decidió no responder ante las preguntas.

La Fiscalía le hizo escuchar los audios a Vieira, en los que se le escucha pedir 25 mil dólares para favorecer en un trámite administrativo, para que reconociera su voz pero él respondió que se acogería a su derecho al silencio.

PUEDES VER: Roberto Vieira: bancadas piden que se priorice su caso en Subcomisión

El congresista asistió rendir su manifestación a cargo del fiscal Ramiro Gonzáles Rodríguez a las 9:30 a.m. al Área de Denuncias Constitucionales de la Fiscalía de la Nación. Se retiró de la sede pasado el mediodía.

El pasado 26 de marzo, Vieira fue citado para rendir su manifestación pero n asistió. El parlamentario justificó su falta señalando que se encontraba recabando “todas las pruebas” de su inocencia. 

Difundió, a través de su cuenta de Twitter, el oficio que envió al Área de Enriquecimiento Ilícito y Denuncias Constitucionales, minutos antes de la hora fijada para su interrogatorio, para pedir que se reprograme su declaración.

PUEDES VER: Roberto Vieira: Comisión de Ética resolverá su caso en quincena de abril

Denuncias a Vieira

El Ministerio Público aperturó investigación preliminar contra el legislador, luego de que su primo Guillermo Venegas denunciara que le cobró 25 mil dólares para levantar una sanción del Ministerio de la Producción (Produce) a su embarcación pesquera.

El Congreso de la República tiene una denuncia constitucional por presunto patrocinio ilegal y tráfico de influencias planteado por la bancada de Nuevo Perú

El pedido de la bancada lo verá la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales. Sus colegas exigen que se vea el caso con urgencia.

A la par, la Comisión de Ética aprobó, el 17 de marzo, abrir indagación preliminar en contra de Vieira. El congresista asistió para negar las acusacione y asegurar que demostrará su inocencia. 

La presidenta del grupo de trabajo, Janet Sánchez, informó que la denunciaría avanzaría con celeridad y estaría resuelta en abril. Este caso se tratará con prioridad  por ser “delicada” y “grave”, al igual que otros casos que “mancillan más la imagen del Congreso”.