¿Cuál es el origen del conflicto en Las Bambas? [CLAVES]

La Republica
Michael Machacuay

La comunidad de Fuerabamba (Apurímac) mantiene bloqueada las vías de acceso de la empresa MMG Las Bambas hace más de 50 días. El conflicto social crece, las pérdidas son millonarias mientras el diálogo intenta hacer lo suyo entre el Gobierno y las comunidades.

El conflicto social desatado por el proyecto minero Las Bambas ha motivado la intervención directa del gobierno central, cuyas medidas apuntan a buscar una salida al enfrentamiento entre la comunidad de Fuerabamba (Apurímac) con la empresa minera MMG Las Bambas

Han pasado más de 50 días desde que la población mantiene bloqueada la vía de acceso de los vehículos de la compañía, la que usan para cruzar el fundo Yavi Yavi, defendiendo uno de sus principales reclamos: la vulneración de la propiedad privada. 

PUEDES VER: Las Bambas: Testigos revelan que abogados están detrás del bloqueo de vías

El problema tiene larga data y, si retrocedemos 15 años, podemos entender cómo se originó el conflicto. Mientras el gobierno del presidente Martín Vizcarra agota las posibilidades de diálogo, los daños colaterales no ceden para la minera —una de las principales productoras de cobre del país— que, hasta el momento, ha perdido más de US$ 300 millones.

¿Por qué estalló el conflicto en Las Bambas?

La empresa MMG Las Bambas tiene un campamento que está ubicado en el fundo Yavi Yavi, de propiedad de la comunidad de Fuerabamba. Para llegar a esta área, la minera debe recorrer una vía que, hace más de 50 días permanece bloqueada. Así, los minerales que se extraen no pueden entrar ni salir.

El reclamo de la comunidad, según sostienen, apunta a la presunta irregularidad de la empresa para obtener del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) que se declare como “vía nacional” su carretera, clasificada con “carácter comunal”.

Los fuerabambinos también remarcan que MMG Las Bambas viene contaminando con sus vehículos el ambiente de la zona. Sus dirigentes solo quieren “que se lleven su carretera a otro lado”.

Diferencias por supuesta trocha desde el 2008

De acuerdo al MTC, desde el 2008 existía una ruta trazada en el fundo de la comunidad de Fuerbamba, Yavi Yavi, que fue abierta por los propietarios anteriores; sin embargo, la población niega esta versión.

Es más, Raúl Molina, viceministro de Gobernanza Territorial de la PCM afirmó a RPP que la carretera en cuestión fue declarada como vía nacional el 2018. La comunidad nuevamente lo contradice y afirman que la construcción de la vía, que comenzó el 2012, se realizó sin consulta previa.

Principales reclamos

Una de las principales exigencias de Fuerabamba es el reconocimiento económico que la empresa debe realizar por el terreno implicado en el tránsito del mineral. Mientras la comunidad pide 80 dólares por metro cuadrado (son 39 hectáreas en total), MMG ofrece 50 mil soles por hectárea, además de S/1’900,00 por monto social.

Esta posibilidad de solución, no obstante, se entrampa por la posición de la minera, que considera que no puede pagar por el uso de una vía nacional. Para llegar a un punto medio ensayan transferir el monto señalado para encontrar una salida.

PUEDES VER: BCR: Paralización de Las Bambas sí afectaría la economía

El papel de los cuestionados asesores 

Los nombres de los hermanos Frank y Jorge Chávez Sotelo son claves en este conflicto. Ambos brindaron asesorías a la comunidad de Apurímac para realizar las exigencias a la empresa minera.

El 21 de marzo pasado, ambos personajes, más el presidente de la comunidad de Fuerabamba, Gregorio Rojas, fueron detenidos por la fiscalía de criminalidad organizada de Abancay. A los hermanos Chávez Sotelo se los acusó de realizar extorsión con el proyecto minero.

De acuerdo a la imputación fiscal, Frank y Jorge, quienes serían cabecillas de la organización criminal ‘Los Chabelos’, buscaban obtener 100 millones a través de sus actos ilícitos que contempló el bloqueo de vías para presionar a la empresa.

Mesas de diálogo

Las cabezas autorizadas del Ejecutivo atienden la emergencia a través del diálogo directo con las comunidades en protesta. En este contexto intervienen el ministro de Energía, Francisco Ísmodes y el viceministro de Gobernanza Territorial de la PCM, Raúl Molina. Este jueves se tiene programado una reunión en Apurímac con las autoridades involucradas.

Cabe destacar que la comunidad también exige, paralelo a sus reclamos a la empresa, la liberación de sus asesores y líderes implicados en graves denuncias. 

MMG Las Bambas ha advertido en un pronunciamiento de las millonarias pérdidas que acumulan cada día. “La producción continúa en el sitio, sin embargo, luego de la suspensión de la logística de transporte de personal y suministros de ingreso, se espera que la producción se vea gradualmente afectada desde finales de esta semana”, expresaron.