¿Un gabinete del choque o del diálogo?

Todo depende de para qué Vizcarra convocó a Del Solar.

Todo depende de para qué Vizcarra convocó a Del Solar.

Se especula si el gabinete Del Solar será de choque o de diálogo, y lo más probable es que eso dependerá de para qué convocó el presidente Martín Vizcarra al nuevo premier; así como del juego que establezca el fujiaprismo que, alicaído como está, sigue siendo la principal fuerza de oposición y aún con capacidad y vocación de hacer daño.

La primera definición clave para entender el espíritu del nuevo gabinete es saber para qué invitó el presidente Vizcarra a Salvador del Solar a encabezar el consejo de ministros, algo que recién se sabrá cuando, antes del 11 de abril, se presente al congreso para solicitar el voto de investidura.

Si Del Solar raya la cancha con iniciativas claras para sacar adelante las reformas política y judicial, estableciendo un plazo razonable para su aprobación y sin que estas se desvirtúen, será claro qué busca el gobierno.

El nuevo premier podría plantear, por ejemplo, que la propuesta del gobierno de reforma política y las que ya están en el congreso –atracadas– sobre el ámbito judicial, deben estar aprobadas antes del 27 de julio porque, al día siguiente, el presidente Vizcarra asistirá al parlamento a dar su mensaje con un nuevo panorama institucional.

Eso sería una iniciativa de ‘buena voluntad’, pues digamos que cuatro meses es un lapso prudencial para debatir y aprobar las reformas si, en realidad, hay vocación por hacerlo.

El otro asunto en el que Del Solar debe rayar la cancha sin medias tintas es con un discurso claro contra la corrupción que tenga correspondencia con acciones concretas, como el respaldo a los acuerdos con las empresas que sobornaron a políticos, y a los fiscales y jueces responsables de los procesos.

Si eso es así, el choque o diálogo del gabinete va a depender de la actitud de la oposición hacia iniciativas como las descritas previamente. ¿Va a colaborar con eso el fujiaprismo o va a seguir de comparsa de la corrupción?

El nuevo gabinete –con la incorporación de personas como Carlos Bruce o Gloria Montenegro y hasta el propio Del Solar– puede servir para el diálogo o para el choque. Pero todo depende de qué quiere hacer ahora, realmente, el presidente Vizcarra y cuánto está dispuesto a transar con ejes centrales de lo que se necesita hacer en el país.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO