Hildebrandt: "Con el Congreso en manos de fujimoristas y apristas no cabe transacción alguna"

Delsy Loyolaj
15 03 2019 | 08:00h

En su columna semanal, el periodista César Hildebrandt advierte al presidente Martín Vizcarra que no puede haber un "cogobierno" con el Congreso de la República.  

La acusación de la congresista de Fuerza Popular Karina Beteta contra el presidente del Congreso, Daniel Salaverry, por presuntamente haberla insultado y la interpelación al ministro de Justicia, Vicente Zeballos, aprobada ayer en el pleno del Congreso, han provocado nuevamente críticas al Parlamento.

El periodista César Hildebrandt, en su columna semanal, consideró que el propósito detrás de estos dos sucesos “es desbaratar la actual correlación de fuerzas en las comisiones, en las que el fujimorismo no las tiene todas consigo, y sabotear el Caso Lava Jato”. 

PUEDES VER Karina Beteta denunció a Daniel Salaverry ante Comisión de Ética

Según dijo, “con el Congreso en manos de fujimoristas, apristas, apepistas y entidades anfibias como Yeni Vilcatoma no cabe transacción alguna”, por lo que el Ejecutivo no puede intentar tener un “pacifismo conciliador” con el Legislativo. 

“El Congreso actual no quiere cogobernar. Lo que quiere es que usted se arruine políticamente, que de usted queden despojos”, le advierte al presidente Martín Vizcarra

En esa línea, afirmó que una de las razones por las que el jefe de Estado nombró a Salvador del Solar como presidente del Consejo de Ministros es porque quiere buscar “llegar a un pacto” con el Parlamento. 

PUEDES VER Ministro Vicente Zeballos califica de impertinente su interpelación en el Congreso

“El señor Vizcarra requiere de su blandura, de su vacuidad, de su frivolidad para navegar en el mar difícil de las encuestas y en las rías bajas de los arreglos que no se pueden publicar”, dice sobre el nuevo primer ministro. 

César Hildebrandt le recomendó a Martín Vizcarra tener cuidado, porque, según indicó, el Congreso solo busca que se arruine políticamente hasta lograr su vacancia. Finalmente, agregó que “el pueblo está harto de componendas y frustraciones”.