Vicegobernador habla de asesinar a “Kiko” Mandriotti

La República
10 M03 2019 | 21:00h

Pugna por el poder. El vicegobernador chalaco, Constantino Galarza, coordinó con sicarios matar al presidente regional del Callao, Dante Mandriotti, y dos personas de su entorno cercano.

La gestión del gobernador del Callao, Dante 'Kiko' Mandriotti, se iba manchar de sangre.

El vicegobernador de esta región, Constantino Galarza, planeó enviar sicarios a que asesinen al gobernador, según los audios difundidos ayer por el programa Panorama.

PUEDES VER: Delincuentes asesinan a policía frente a mercado de Ventanilla

En las grabaciones reveladas se detalló cómo Galarza conocía las ubicaciones y la agenda del gobernador del Callao para diseñar la ruta que los sicarios debían seguir.

El plan de Galarza era mandar a matar a Mandriotti mientras este se dirigía a la Academia Cantolao.

"Ahí tienes que llegar. Si lanza uno, tiras el otro, mientras que 'batería' se encarga de los custodios, tienen que reventar al chofer, lo tienen que reventar a él, tiene que meterle harta bala por todo lo que....", se escucha en una extracto del audio en el que habla Galarza con un interlocutor no identificado.

En los audios también se supo cómo Galarza negociaba el precio de las armas que iban a ser utilizadas por los sicarios contra Mandriotti.

La ruta que pensaba seguir Galarza para dar con el blanco era primero enviar a sus sicarios a la Av. La Marina, luego al cruce de las calles Buenos Aires y Guardia Chalaca, en el Callao.

A través de esas vías, el plan era llegar a La Punta, distrito en que reside el gobernador.

"Si tú te das cuenta, a La Punta no puedes entrar, no le puedes dar vuelta en La Punta, te das cuenta. Ahora, tendríamos que tener a un profesional de cargo alto de México o de Colombia para que vaya a su casa o entre a su despacho", agregó Galarza, aduciendo a la búsqueda de personas extranjeras para disparar contra Mandriotti.

Galarza proyectó asesinar al gobernador con el fin de favorecer a una empresa en la obra de la Costa Verde, según los audios.

PUEDES VER: Callao: sujeto captaba a menores de edad para formar banda criminal [VIDEO]

En las conversaciones telefónicas, Galarza comentó que la compañía, de la cual no se conoce el nombre, deseó el expediente técnico de esa obra.

Y como el vicegobernador no tenía dinero para pagar a los sicarios que iba encargar acribillar a Mandriotti, apeló a que la compañía asuma el costo.

"Ayer quedamos en que nos íbamos a reunir en la noche con una empresa que quería el tema de Costa Verde y quería que le dieran el expediente", añadió Galarza.

Como se recuerda, Mandriotti y Galarza fueron candidatos a la presidencia y vicepresidencia regional del Callao, respectivamente, con Por ti Callao en las elecciones del año pasado. Salieron victoriosos derrotando a Chim Pum Callao.

Pero antes de los comicios, el Juzgado de Ventanilla ordenó arrestar a Mandriotti por sus presuntos vínculos con 'Los Malditos de Angamos'.

Mandriotti estuvo prófugo por esta razón. Durante ese periodo, Galarza asumió el liderazgo temporal de la organización política. A mediados de octubre del 2018, al revocarse la orden de captura, Mandriotti retomó sus funciones. El 11 de febrero, Galarza denunció a Mandriotti por negarle un espacio público para ejercer sus funciones en el Gobierno Regional del Callao.

Anoche, Galarza declaró en Panorama que la conversación fue en enero, cuando estaba indignado con Mandriotti. Sin embargo, apuntó que de ninguna manera cometería un crimen contra una persona.

Dos personas más estuvieron en la mira

- En los audios revelados se escucha al vicegobernador del Callao, Constantino Galarza, analizar el posible asesinato de otras dos personas de apellidos Medellius y Alache.

- El primero sería Óscar Medellius, excongresista fujimorista que asesoró al gobernador del Callao, Dante Mandriotti. La segunda persona sería el presidente de la Asociación de Proveedores de Odebrecht, Hugo Alache.

- "Si yo me tiro a Medellius, mi sueldo va a seguir igual, si me tiro a Alache no pasa nada", se escuchó expresar a Galarza ante su interlocutor.