Congreso rechazó interpelar a Morán por presunto reglaje a García

Michael Machacuay
h

Pedido de los congresistas de Fuerza Popular y el Apra fue respaldado solo por 29 votos. En febrero, un informe pericial concluyó que no hubo chuponeo a Alan García.

El pleno del Congreso de la República rechazó por mayoría interpelar al ministro del Interior, Carlos Morán, por presunta interceptación telefónica al expresidente Alan García. El pedido de Fuerza Popular y el Apra solo recibió el respaldo de 29 votos.

El pasado 10 de diciembre, dos bancadas impulsaron la medida para que el titular del Mininter responda por un incidente registrado en los exteriores de la casa del exmandatario, quien había solicitado asilo diplomático a la embajada de Uruguay pero le fue rechazado.

PUEDES VER: Morán sobre peritaje que descartó "chuponeo" a García: "La verdad se impone al final"

García Pérez había denunciado previamente la interceptación de sus comunicaciones a través de un vehículo instalado cerca a su vivienda en Miraflores. La fiscalía abrió investigación por este hecho y citó al líder aprista para que brinde sus descargos.

La segunda semana de diciembre éste acudió a la diligencia y reafirmó que había sido víctima de chuponeo, pese a que desde el Ministerio del Interior se intentó explicar que el despliegue advertido era para brindarle protección.

“Una camioneta enmascarada como vehículo de prensa con sistemas sofisticados de investigación e interceptación, que además nos siguió a la embajada de Uruguay, de Costa Rica erróneamente y a la casa de mi madre. Y que fue interceptada en detención ciudadana por vecinos y compañeros, y también los miembros de prensa que estaban”, declaró a la prensa.

PUEDES VER: Gustavo Gorriti: "Alan García Pérez ha perdido cordura y control"

En febrero pasado, la Oficina de Peritajes del Instituto de Medicina Legal dio cuenta que, tras investigar los aparatos incautados el día del incidente, se concluyó que todo corresponde a un “sistema de monitoreo que permite la transmisión de señales audiovisuales en alta calidad”.

Textualmente el documento manifestó que no se evidencia que los equipos sirvan para realizar algún tipo de intercepación telefónica, desbaratando así los argumentos del exmandatario y su defensa.