Julio Guzmán: “Pido que las barreras electorales se reduzcan para otros partidos ahora”

La República
5 Mar. 2019 | 21:00h
Julio Guzmán Cáceres. Presidente del Partido Morado. Excandidato presidencial. Profesor de las universidades Católica (PUCP) y de Ruiz de Montoya. Economista (PUCP), máster y doctor en políticas públicas (U. Georgetown y Maryland, EEUU).

"No tengo vinculación con Odebrecht. En junio del 2015, Marcelo Odebrecht fue encarcelado. No me conocía nadie, estaba en el rubro "otros". Y nuestra campaña fue austera". 

El presidente del recién inscrito Partido Morado, Julio Guzmán, quiere que se bajen las vallas electorales para que otros candidatos participen en las elecciones del 2021, como Verónika Mendoza. Para esa contienda, advierte que el reto es cerrarle el paso a fuerzas antirrepublicanas. Al fujimorismo lo ve como tigre de papel que ya superaríamos.

¿Cómo calificaría la experiencia de inscribir su partido?

Un esfuerzo colectivo, descentralizado... Casi tres años recolectando firmas con cerca de 2 mil 700 voluntarios. Una movilización enorme. Se logró gracias a la gran capacidad de organización y a la ciudadanía porque han sido las vallas electorales más altas del mundo.

PUEDES VER Julio Guzmán señala como "vía crucis" el recolectar firmas para Partido Morado

¿Lo apoyó una empresa?

Ninguna. Fuentes de financiamiento han sido tres: el trabajo voluntario, cientos de actividades locales y aportantes, todas personas naturales. Son alrededor de 40 personas, la mayoría del partido, con montos en promedio de 30 mil soles. Son cerca de un millón de soles.

Dijo que rendirá cuentas.

Esta semana irá el documento a una notaría para que esté en custodia. Ante cualquier requerimiento, ya estará allí.

¿Quiénes son el partido?

Diez mil 700 militantes, 157 comités provinciales, 300 autoridades nacionales, regionales y provinciales, 11 secretarías. Estamos en las 26 regiones. Hemos copado 75% del territorio.

¿De dónde son la mayoría de militantes? ¿Cómo son?

El perfil es bastante descentralizado, está sesgado a los jóvenes y un 40% son mujeres. Creemos que el futuro es femenino y hay que invertir en eso.

¿Puede ser más específico sobre la ideología del partido?

En la izquierda, el actor político es la clase y se protege una. En la derecha, es el individuo, con su libertad y el Estado que no intervenga. Para nosotros, es la comunidad de ciudadanos. En la construcción de ciudadanía, todos tenemos derecho a crecer. Para eso debemos invertir en talento. Y una economía diversificada para no depender de la venta de materias primas.

¿Cómo ve liderazgos contestatarios como Aduviri, Santos y el llamado eje del sur?

Me sorprende porque viajo. La gente quiere progreso, no enfrentamiento. Me parecen opciones del siglo pasado y falta de entendimiento de la emoción de la mayoría. Para la gente, lo importante son sus hijos, su porvenir y ser escuchados. Nuestra mayor popularidad es en Puno porque escuchamos.

PUEDES VER Julio Guzmán logró la inscripción del Partido Morado ante el JNE

¿Se debe cambiar la Constitución de nuestro país?

Hay aspectos concretos en que podría mejorar, pero no abordarlo desde lo ideológico. El Partido Morado tiene una opinión técnica: mayor precisión en la lucha contra monopolios, el BCR debe defender no solo la inflación sino también el empleo y debería estar la coordinación entre MEF, BCR y SBS.

Algunos lo ven de derecha...

Cuando hablo con gente de derecha me dicen que soy izquierdista. Cuando hablo con izquierdistas, me dicen que soy derechista. Me parece normal por nuestra posición de centro.

En cuanto a referentes...

No tenemos referentes, sino gente que nos ha inspirado: Basadre, Matos Mar, Amartya Sen, Ricardo Hausmann, Hannah Arendt. Y es que el siglo XXI está imponiendo nuevos retos, ya no anclarnos en el pasado.

En el partido ¿quiénes son los líderes en las regiones?

El 90% de militantes son nuevos en política. Gran noticia: necesitamos renovación. Casi todas nuestras autoridades son gente nueva con capacidad de gestión y política muy grande.

De los políticos actuales, ¿no rescata a algunos?

Por supuesto. No creo en "que se vayan todos". Hay políticos rescatables: Alberto Quintanilla en la izquierda, Alberto de Belaunde, Gloria Montenegro, Gino Costa. Con esa gente valiosa hay que conversar. Y eso está haciendo el Partido Morado.

¿Eventualmente tendrían un lugar en su partido?

Tenemos la expectativa de que la mayoría de gente buena con la que estamos hablando se integre. Eso necesita el país.

¿Podría precisar más de qué ha vivido estos años?

Soy profesor. Tengo contrato con la universidades Católica y Ruiz de Montoya. Además, trabajo en el Instituto Talentos, que capacita en gestión pública. Con esas tres actividades puedo sobrevivir. El año pasado fui becario en la Universidad de Yale y eso me permitió algunos ahorros. Y he pedido al partido que no se me asigne ni un sol.

¿Odebrecht no lo alcanzará? ¿Ninguna vinculación?

En absoluto. En junio del 2015, Marcelo Odebrecht fue encarcelado. No me conocía nadie, estaba en el rubro "otros". Y nuestra campaña fue austera.

PUEDES VER Acción Popular exige al Partido Morado cesar con sus acusaciones

Pero ha dado asesorías...

Ninguna relacionada con eso. En 2008 ya había evidencia de actos ilegales de esa empresa.

A la luz de los hechos, ¿cómo evalúa su participación en el gobierno de Humala?

Fui un técnico. Su gobierno me parece bien mediocre. Las investigaciones sobre la pareja presidencial tienen que ir hasta las últimas consecuencias. Y para los demás, si resultan responsables, la ley tiene que caer con todo rigor, sin excepción.

¿Cómo ve al fujimorismo?

El Perú debió dejar atrás al fujimorismo hace mucho tiempo como ocurrió en Chile con Pinochet. El fujimorismo ha sobrevivido por errores en nuestra democracia. Y terminó siendo un tigre de papel agarrado por representantes de actividades ilegales. No puede ofrecer nada diferente a los noventa.

¿Quiénes serán los grandes contendores del 2021?

Los movimientos antirrepublicanos: minería ilegal, trata, narcotráfico, mafias, corrupción, xenófobos... Esos son los mayores enemigos. El Partido Morado no teme la competencia de demócratas. Pido que las barreras electorales por las que hemos pasado sean reducidas para otros partidos hoy, no para el 2026. Hay candidatos sin una inscripción y eso no debería ser barrera para que participen.

Como Verónika...

Por ejemplo. Mientras más participen con propuestas democráticas para el Perú, ¿qué más los peruanos quisieran?

No tuvieron presencia en las elecciones del 2018.

No quisimos dañar el proceso de inscripción. Pero estuvimos muy atentos y viendo qué actores interesantes a nivel local han aparecido. Hay varios que no necesariamente ganaron...

Y los va a sumar...

Claro.

¿Cómo ve a Vizcarra?

Ha tenido coraje de enfrentarse a mafias, pero su capacidad para hacer reformas de verdad es muy limitada por no tener soporte político. Y la reconstrucción del sur está paralizada...

¿Cómo ve a Verónika?

No sé si quiere una izquierda moderna o estar anclada en una izquierda del pasado que no ofrece ningún futuro al país.