Mark Vito no hace cola para visitar a Keiko en prisión

Claudia Ortiz
25 Feb. 2019 | 11:15h

A diferencia de otras personas que hacen cola para visitar a sus familiares en la prisión, el esposo de Keiko Fujimori, Mark Vito Villanella, solo espera una señal para entrar al Anexo de Mujeres de Chorrillos. 

La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, cumple la orden de 36 meses de prisión preventiva en el penal Anexo de Mujeres de Chorrillos, a donde su esposo e hijas la visitan en los días correspondientes. 

Los días domingos, Mark Vito Villanella, quien ya no tiene impedimento de salida del país, visita a Keiko Fujimori, pero -a diferencia de otras personas- este lo hace sin hacer cola e ingresa entre los primeros. 

PUEDES VER Las restricciones de Keiko en prisión tras cumplir 100 días encerrada

De acuerdo a una crónica de Perú21, Mark Vito Villanella prefiere esperar en el interior de su vehículo unos 15 minutos, desde las 8:50 a.m., mientras que otro hombre le reserva un espacio para que sea uno de los primeros en entrar al penal sin hacer fila. 

El esposo de Keiko Fujimori espera el aviso de la “coordinadora”, como la llaman los policías, para que la fila empiece a avanzar y se dispone a descender de su vehículo, cargando una bolsa en la mano, que contiene un táper y un paquete de diarios para que su esposa se mantenga al tanto de las noticias.

Cabe anotar que Keiko Fujimori tiene las mismas limitaciones que cualquier otra presa, aunque los congresistas pueden ir a verla sin ningún tipo de restricción, solo recibe visita de mujeres los miércoles y sábados desde las 9:00 a.m. hasta las 4:00 p.m. Mientras que los domingos tienen acceso los varones en áreas comunes, días que aprovecha Mark Vito para compartir con su esposa.