Alejado de la política, Kenji Fujimori se dedica a repartir frutas en Lima

La República
22 02 2019 | 21:00h

Mientras aguarda su retorno. El hermano de Keiko Fujimori madruga para ir al Mercado de Frutas a fin de distribuir mercadería a restaurantes y cafeterías. Aunque ya cumplió su suspensión por los “mamanivideos”, su regreso al Congreso aún es incierto.

“¡No voy a declarar nada!”, expresó Kenji Fujimori anticipándose a las preguntas que este diario iba a hacerle en el Mercado Mayorista de Frutas Nº 2 de La Victoria, el último jueves.

El menor de los Fujimori suele llegar a dicho establecimiento comercial a las seis de la mañana. Pero ese día llegó con una hora de retraso.

PUEDES VER: Pedido de retorno de Kenji al Congreso sigue en trámite, asegura Maritza García

“¡Kenji, una foto! ¡Kenji, compra aquí!”, exclamaron los comerciantes al ver al líder del proyecto político Cambio 21 realizando su recorrido por los establecimientos.

En el puesto 405, un comerciante llamado don Luis contó que el suspendido congresista distribuye las frutas a un albergue de ancianos. “¿Para qué trabajaría aquí si él ya tiene sus empresas?”, cuestionó.

Curiosamente, Kenji Fujimori no compró en ese pabellón. Su primera adquisición la hizo en el puesto ML-04. “Han bajado su precio”, expresó al sostener las mandarinas. El precio por kilogramo era 2 soles y él llevó 25 kg. Luego fue por uvas, manzanas, plátanos y mangos. Estos últimos, según los comerciantes, son sus favoritos.

Los trascendidos de los últimos días apuntaron a que el hermano de Keiko Fujimori laboraba en este centro de abastos desde la madrugada.

Un tuit que publicó Kenji Fujimori el 1 de febrero se prestó para tal interpretación: “Chambeando desde temprano en el Mercado de Frutas, contento y tranquilo, ganándome los frejoles como todo peruano”, dijo.

Sin embargo, es un mito. Solo se dedica a la distribución de frutas. Por eso va temprano al Mercado Mayorista para adquirir la mejor mercancía que previamente es solicitada por sus clientes.

PUEDES VER: El Pleno deberá decidir si Kenji Fujimori puede recuperar su escaño

Fuentes allegadas a él detallaron que la repartición de frutas es en restaurantes y cafeterías de Lince, Jesús María y Pueblo Libre. ¿A qué locales entrega? ¿Quién se lo pide? La misma fuente respondió que no es posible divulgar ese dato porque “temen espantar a sus clientes”.

En promedio, la jornada de compras de Kenji Fujimori dura una hora. Es breve. Él, básicamente, acude a verificar las condiciones de la mercadería. Así, el vehículo blanco que conduce su seguridad se llena con 25 kg de cada fruta. El auto que moviliza al hijo de Alberto Fujimori está a nombre, según la Sunarp, de Laboratorio ASVET S.R.L.

Kenji Fujimori también se dedica a la distribución de alimentos para perros. “Por eso el laboratorio le presta el auto”.

De lunes a domingo el menor de los Fujimori repite esta rutina sin declarar a quien le pregunte por política.

¿Y en la política?

Por otro lado, en el Congreso todavía es incierto su retorno. Su exbancada Fuerza Popular se opone y alega que primero debe pronunciarse el Ministerio Público (MP) por los delitos de cohecho y tráfico de influencias por los cuales es investigado y fue suspendido el 2018.

Mientras que las personas de su entorno contaron que Kenji Fujimori “no quiere nada de política”.

¿Ya no está interesado en retornar al Parlamento en caso le levanten la suspensión? Es una interrogante sin resolver. Pero teniendo en cuenta que el cargo de congresista es irrenunciable tendrá que acatar la disposición de la Mesa Directiva. De ser favorable la decisión para él, Cambio 21 lo esperará con los brazos abiertos.

El recorrido agrónomo de Kenji Fujimori

El congresista fue suspendido 120 días en junio del año pasado por los “mamanivideos”. Al mes siguiente viajó a Ica y participó junto al entonces gobernador Fernando Cillóniz en el simposio del Siagro. Cillóniz confirmó que ese mes Kenji Fujimori se desempeñó como proveedor de la empresa Disagroperú. Ese mismo mes viajó a la selva central para recolectar y revisar el sembrío de café. En setiembre último comenzó a vender huevos por Lurín. Por esos meses también estuvo en Lambayeque viendo plantaciones de uvas y arándanos. Y en diciembre comenzó sus actividades de distribuidor en el Mercado de Frutas.