Identifican la red de pagos ilícitos en Andorra

La República
22 Feb. 2019 | 02:00h

Los secretos financieros. Extesorero de la caja 2 de Odebrecht Luiz da Rocha Soares identifica al operador en el Perú ante los fiscales nacionales y confirma que las cuentas en Andorra eran pagos ilícitos. El interrogatorio duró nueve horas.

Luiz da Rocha Soares, el extesorero internacional de Odebrecht, habló durante nueve horas con los fiscales peruanos en la sede del Ministerio Público Federal en la ciudad de Curitiba, al sur de Brasil.

Les explicó en detalle y con amplitud cómo operaba y cómo se movía el dinero que la constructora disponía para las coimas. El interrogatorio fue tan ilustrativo e importante que ni siquiera hubo interrupciones para almorzar.

Mientras Soares hablaba, una copiosa lluvia cayó sobre Curitiba. Se podría decir que la naturaleza buscaba limpiar la suciedad que el exejecutivo de Odebrecht les contaba a los fiscales peruanos.

PUEDES VER Atala realizó contrato ficticio con Odebrecht por US$ 1.3 millones, según testigo

Luiz da Rocha Soares trabajó en el área financiera de Odebrecht desde 1989 hasta el 2014. Desde 1999 era el tesorero internacional y el 2006 ingresó a la División de Operaciones Estructuradas, encargado de armar el andamiaje legal y financiero para alimentar de fondos a la caja 2.

Coimas estructuradas

Soares declaró que para obtener los fondos se recurría a contratos ficticios y luego el dinero recorría hasta cuatro niveles de compañías offshore, antes de llegar a la cuenta, como la de Klienfeld Services, desde la que se realizaba el pago ilícito.

Para el pago de una coima el primer paso era el requerimiento del superintendente. En el caso del Perú, fueron Jorge Barata y Ricardo Boleira, respectivamente. Luego, el visto bueno de las cabezas de la constructora, y a partir de ese momento, él y Marcos de Queiroz Grillo ponían en funcionamientos los mecanismos para generar los fondos y realizar los pagos.

Anotó que hasta el 2006 o 2007 la División de Operaciones Estructuradas casi realizaba las transferencias directamente.

Fue a partir del 2008 que se necesitó darles a las operaciones un montaje jurídico porque los bancos se pusieron más exigentes por sus políticas de compliance.

Para solucionar ello compraron el Meinl Bank en la ciudad de Antigua, en el Caribe, que tenía una división que se encargaba de apoyarlos con los contratos ficticios.

El hombre en el Perú

En la primera parte del interrogatorio, según fuentes presentes en la audiencia, ante los fiscales Carmen Caro y Walter Villanueva, Da Rocha dijo que para sus operaciones en el Perú la caja 2 de Odebrecht utilizó la red de empresas del peruano Gonzalo Monteverde Bussalleu.

Precisó que con ese objetivo se reunió con Monteverde en el Perú y Panamá y que las empresas de este personaje, entre ellas Construmac y Cementerios Generales, fueron utilizadas para transferir dinero, dentro y fuera del Perú, para pagos ilícitos.

PUEDES VER Testigo afirma que Cánepa recibió  más de US$3 mllns de Odebrecht

Según las fuentes, anotó que a través de Olivio Rodríguez Junior, operador financiero de Odebrecht, transfirió dinero a las empresas de Monteverde, para que las oficinas de la constructora brasileña en Lima dispongan de dinero para los pagos en efectivo.

En enero del 2017, una investigación de La República, con base en documentos de la Unidad de Inteligencia Financiera, determinó que una red de 13 empresas manejadas por Gonzalo Monteverde había movido más de 29 millones de dólares, entre el 2007 y el 2015.

La investigación periodística estableció que los movimientos de ese dinero siguieron las diversas fases descubiertas en el caso Lava Jato: el dinero entra y sale de diversas cuentas, justificadas con contratos ficticios.

De los 29 millones que movió el grupo Monteverde, US$ 20'853,102.22 se quedaron en el territorio peruano, vía retiros en efectivo.

Gonzalo Monteverde siempre ha negado sus vínculos con Odebrecht. A fines del 2017 querelló a los periodistas de La República –a este redactor y a Patricia Hoyos– que escrutaron sus finanzas y las dieron a conocer al público.

Los implicados

Sobre el Perú, ante la fiscal Geovana Mori, Da Rocha Soares relató que conocía que se habían hecho pagos ilícitos por la carretera Interoceánica Sur, el Metro de Lima, Costa Verde Callao, por una vía en el Cusco y otra en Áncash.

Señaló que no sabía quiénes fueron los beneficiarios finales de los pagos ilícitos, pero que la caja 2 había obtenido los fondos y se había realizado el depósito de las coimas. Luego, reconoció que se abrieron cuentas en la Banca Privada de Andorra para un grupo de peruanos con el objetivo de realizar pagos ilícitos. Señaló que solo recordaba algunos nombres.

Mencionó, según las fuentes, por sus nombres a Jorge Cuba Hidalgo, el exviceministro de Comunicaciones del gobierno de Alan García, y al exgerente municipal Gabriel Prado Ramos.

Pero, aseguró, según la fiscal Geovana Mori, que las cuentas se abrieron para recibir pagos de coimas. Soares subrayó que solo en el caso de Prado Ramos no se llegó a realizar ningún depósito.

PUEDES VER Odebrecht: colaborador confirmó pagos a Cánepa, Cuba, Luyo y otros mediante Banca de Andorra

En la Banca Privada de Andorra se encontraron cuentas a nombre de Jorge Cuba Hidalgo, Edwin Luyo y Mariella Huerta, vinculados a los sobornos del Metro de Lima.

Igualmente, a Rómulo Peñaranda, relacionado con la supervisora Alpha Consult; al árbitro legal Horacio Cánepa y al exvicepresidente de Petroperú Miguel Atala Herrera.

Sobre Cánepa precisó que se firmaron dos contratos para un pago de US$ 3 millones a fin de que favorezca a Odebrecht en los procesos arbitrales con el Estado peruano. Sin embargo, precisó que desconocía si se llegó a pagar todo ese monto.

En la cuenta en Andorra a nombre de Horacio Cánepa se encontraron depósitos por 1,4 millones de dólares.

Luiz da Rocha también dijo que el contrato para los depósitos en la cuenta de Atala Herrera era ficticio. La cuenta de Atala en Andorra recibió dos transferencias de Klienfeld Services, la offshore de Odebrecht, por US$ 1'321,766 entre el 2007 y el 2008.

Atala se ha defendido diciendo que recibió ese dinero por la venta de un terreno a la constructora. Ahora, el extesorero internacional de Odebrecht dice que ese contrato es falso. La verdad se está conociendo y a muchos les preocupa.

Interrogatorio: Viernes 22 

- Testigo: Raymundo Nonato Trindade Serra

- Hora: 9:00 a.m. hasta 6:00 p.m.

- Casos: Metro de Lima - Gasoducto del Sur - Costa Verde Callao - Arbitrajes-Revocatoria Susana Villarán - Vía Evitamiento Cusco - Club de la Construcción

- Fiscales: Germán Juárez - Geovana Mori- Walter Villanueva

- Procuradores: Jorge Ramírez - Silvana Carrión