Sodalicio: Óscar Osterling explicó sobre los métodos y maltratos contra los menores

La Republica
Christian Silva

El éxsodalite narró las imposiciones en el Sodalicio de Vida Cristiana en favor del fundador Luis Figari, así como los castigos y aprovechamientos contra los aspirantes.

Este miércoles, en la comisión investigadora del caso Sodalicio de Vida Cristiana se presentó un exmiembro de la sociedad católica, Óscar Osterling, quien dio revelaciones sobre las formas de enseñanza y abusos que se cometían en el lugar.

Osterling Castillo señaló ante el grupo que preside el congresista Alberto Belaunde que esta sociedad se trataba de una secta fanática de textos de Luis Figari y de las ideas que este impartía, siendo el fundador un eje de idolatría de forma extrema.

PUEDES VER Sodalicio: Congreso volverá a citar a Luis Figari en marzo

Entre las doctrinas que tenía el Sodalicio estaba la idea de que esta institución a sacar adelante a la iglesia católica, pese a los cuestionamientos que tenían contra esta.

Óscar Osterling explicó que los aspirantes para ser miembros sodálites tenían prohibido lees diarios, ver televisión o revisar noticias importantes, sino que debían de consumir y memorizar lo que escribía Figari.

PUEDES VER Informe final de abusos sexuales a menores estará listo en mayo

No solo tenían una manera distinta para la oración del Padre Nuestro, también se realizaban castigos extremos de forma física o el cumplimiento de órdenes innecesarias para probar su obediencia.

El trato psicológico constaba del alejamiento de sus familiares, sin contacto físico o por teléfonos. Tampoco podían comunicarse con sus amigos previo a su ingreso al Sodalicio. Asimismo, si bien elogiaban a la idea de una familia, también la negaban y la podían insultar.

PUEDES VER Querella contra Pedro Salinas por denunciar abusos culmina en marzo

El exsodálite Osterling expresó que Luis Figari, con una actitud de “semidios”, podía aplicar su forma de los castigos, que llegaban a abusos psicológicos y físicos, además de podían no tener una limitación en estos.

Dentro del Sodalicio se buscaba un perfil del aspirante, por lo que sus requerimientos, según Óscar Osterling, eran racistas, además de hacer discriminaciones económicas, por lo que eran clasificados en los Talleres de Apostolado Multiplicador, registrando en las fichas los aspectos psicológicos, de personalidad y tendencia sexual.

PUEDES VER Abusos del Sodalicio: lo que contó José Escardó ante el Congreso

El perfil deseado en la sociedad de Luis Figari eran menores blancos con una buenas posición económica y social. Las fichas fueron hechas por José de Ambrozic para calificar por letra (A, B, C y D) a los aspirantes.

Sobre los abusos sexuales, Óscar Osterling indicó que en el Sodalicio había un método, basado en aprovecharse de la ausencia de afectividad en los aspirantes. Reveló que el sacerdote Luis Ferroggiario y su discípulo, Jeffry Daniels, intentaron abusarlo. “Si te ponías tenso ante un abrazo o proximidad física, eras culpable de no saber manejar tu emotividad”, declaró a la comisión.

Asimismo, contó que estuvo entre los jóvenes que se desnudaron por obligación de Luis Figari para que este los observe. Añadió que la metodología de los sodálites era a través de “relaciones de amistad” donde hubo manipulación psicológica.