En el mes del amor...

“Todos los periodistas, comunicadores, investigadores, personas en general deberíamos estar muy atentos a que el bando de los agresores no sea el que termine ganando la batalla”.   

“Todos los periodistas, comunicadores, investigadores, personas en general deberíamos estar muy atentos a que el bando de los agresores no sea el que termine ganando la batalla”.   

-

Nickoll Dayanne Arrasco Barrionuevo, madre de tres pequeños a sus 22 años, fue hallada sin vida en un cilindro de plástico en Chincha. Nickoll habría sido primero violada y luego golpeada hasta fallecer. Esta es la cruel realidad con la que arrancamos el segundo mes del año, en el que tenemos que insistir en la lucha contra el machismo y toda forma de violencia.

Ver estos casos debería también recordarnos cómo es que normalizamos otros tipos de abuso, en algunos casos que parece “cotidiano”, pero que en realidad es inaceptable. Para poner un ejemplo en nuestro país, en cuanto a funcionarias públicas -y recordando que aún tenemos pendiente hacer justicia con casos como el del congresista Moisés Mamani-, Flora Tristán señala que de 187 autoridades (entre las que figuran regidoras, alcaldesas y otras representantes) el 39 por ciento declararon haber sido víctimas de acoso político. Esto sin considerar otras formas de acoso laboral, hostigamientos, obstrucción de las funciones, etc. 

Es también grave hablar de las “altas esferas”, en especial, porque reflejan cómo el abuso suele ocurrir en relaciones jerárquicas. El abuso de autoridad o de una posición de poder da pie al sinnúmero de casos que vemos en instituciones como la iglesia, los centros educativos: colegios, universidades...En buena hora -y no por nada- se creó en el Congreso una comisión -a cargo del parlamentario Alberto de Belaúnde- que investigará y recomendará tomar acción frente a este tipo de casos como el que hemos visto se dio en el caso Sodalicio.

El caso al interior del Sodalicio de Vida Cristiana es uno en particular que pretendo desarrollar en una siguiente columna: cómo en lugar de buscar justicia se sigue denunciando a aquellos valientes testimonios y a los investigadores y periodistas que han logrado exponer hallazgos espeluznantes de abuso en esta organización religiosa. Es así que Pedro Salinas y Paola Ugaz, autores de “Mitad Monjes, Mitad Soldados” tienen que seguir enfrentando las querellas del arzobispo de Piura y Tumbes, José Antonio Eguren. Este tipo de amedrentamiento incluso rebasa las fronteras de la libertad de expresión y debe ser observado cuidadosamente, por una justicia imparcial.

En ese sentido, todos los periodistas, comunicadores, investigadores, personas en general deberíamos estar muy atentos a que el bando de los agresores no sea el que termine ganando la batalla. 

Para terminar: Mañana, en el día del amor, sería bueno recordar todo esto y comprometernos en luchar contra la violencia y todo aquello que más bien es contrario al amor. Porque más allá de un peluche o un ramo de flores, el verdadero cariño implica admiración y respeto por la voluntad del otro.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO