Congreso: piden que Contraloría investigue nombramientos irregulares

Michael Machacuay
7 02 2019 | 21:49h

Marco Arana (Frente Amplio) realizó solicitud al presidente del Congreso tras conocerse que asesores vinculados a Fuerza Popular ganan casi como parlamentarios.

El congresista del Frente Amplio Marco Arana solicitó al presidente del Parlamento, Daniel Salaverry, que pida que la Contraloría General de la República relice medidas de control sobre los nombramientos irregulares en este poder del Estado.

Precisamente el legislador hizo el requerimiento para investigar las contrataciones no CAS que se realizó para asesores vinculados a Fuerza Popular, “sin requisitos para ser miembros del cuerpo parlamentario, sin concurso”.

PUEDES VER: Letona critica no renovación a personal fujimorista: “Podría ser una discriminación”

En el documento que trasladó Marco Arana, cuestiona que desde el 2016, durante las presidencias de Luz Salgado y Luis Galarreta, se hicieron designaciones en puestos sin el procedimiento adecuado para captar personal.

“Es lamentable apreciar que desde el 2016, nuestra institución, que se debe a todos los peruanos, ha servido para dar trabajo bien remunerado y sin concurso de méritos a personas allegadas a la investigada Keiko Fujimori desde que el grupo parlamentario Fuerza Popular asumió la Presidencia del Congreso en las Legislaturas 2016-2017 y 2017-2018 “, argumenta.

La República identificó que en la lista que Arana envió a Salaverry sobre un bloque de personal que no cumplen con la condición requerida para ser contratado, aparecen funcionarios que ganan casi como un congresista.

PUEDES VER: Cevallos: “Durante periodos de Salgado y Galarreta entraron cerca de 800 trabajadores”

Estos son Moisés Fernando Pulido Casimiro, Wilfredo Ponce de León Pandolfi, Luis Alberto Mejía Lecca y Juan Alberto Rengifo Bahamonde. Todos los mencionados tienen cercanía con la bancada naranja y sus remuneraciones van desde S/11,600 a S/14,500.

Esta semana, el titular del Legislativo anunció que no renovará el contrato de 130 trabajadores, de los cuales 100 son militantes de Fuerza Popular. “El Congreso no puede ser la agencia de empleos del partido de turno”, apuntó.