El Perú continúa jalado en materia de corrupción

La República
2019 M01 29 | 21:00 h

Frentes. Para Samuel Rotta, de Proética, es indispensable, para salir de esta posición, avanzar en las reformas políticas y judiciales y en la operación Lava Jato.

El estado de descomposición al interior del sistema de justicia destapado en el caso 'Los Cuellos Blancos del Puerto' ha sido crucial en el resultado del Índice de Percepción de la Corrupción 2018 sobre nuestro país, el que nos dio un puntaje de 35, dos puntos menos que el 2017 (cero simboliza un país muy corrupto y 100 una nación limpia de esta).

"Estamos acercándonos al tercio inferior del total de países percibidos como más corruptos", alertó Samuel Rotta, Director Ejecutivo de Proética, representante de la Transparencia Internacional, organización que elaboró este índice. Y es que de 180 países, el Perú se ubica en el puesto 105 (ver infografía).

PUEDES VER Transparencia exige al Congreso la implementación de la Junta Nacional de Justicia

Rotta reparó también que el caso Lava Jato y los ataques al equipo especial de fiscales que investiga a los funcionarios y exfuncionarios involucrados estaría reflejado en nuestro ranking. A esto –indicó– se suma la corrupción a nivel descentralizado, según la cual 100 autoridades subnacionales fueron vacadas o suspendidas por actos de corrupción durante el 2018; mientras que en el 2017 la Procuraduría Anticorrupción acumuló más de 1.400 investigaciones contra autoridades locales y regionales por este mismo delito.

Salidas posibles

No obstante, Rotta destaca dos frentes para enfrentar este flagelo. El primero está vinculado a las investigaciones del operativo Lava Jato que tiene que avanzar y procesar a los involucrados y el segundo, a las reformas políticas y judiciales impulsadas por el Ejecutivo y que buscan fortalecer la institucionalidad del país.

Diego García Sayán, relator para la independencia de jueces y abogados para las Naciones Unidas, si bien coincide en que este puntaje está marcado por el "ritmo de la justicia", destaca también la reacción social de los ciudadanos frente a hechos como la destitución de los fiscales Rafael Vela y José Domingo Pérez el pasado 31 de diciembre, la cual fue vista -indicó- en toda América Latina con interés y admiración.

"Existe un proceso ciudadano de identificación con jueces y fiscales, que son distinguidos como operadores para enfrentar la corrupción", indicó García Sayán.

También resaltó el nivel de información que existe en el Perú, dado el papel de los medios de comunicación que cuentan -dijo- con un espíritu de denuncia.

Este índice se elabora con base en la data de 8 instituciones internacionales independientes, especializadas en gobernabilidad como la Fundación Bertelsmann

Corrupción y democracia

- "Nuestra investigación establece un vínculo muy claro entre el hecho de contar con una democracia saludable y el éxito en la lucha contra la corrupción en el sector público”, afirmó Delia Ferreira Rubio, presidenta de Transparencia Internacional con sede en Berlín.

- En ese sentido, la organización señaló que para conseguir un progreso real en la lucha contra la corrupción y fortalecer la democracia en todo el mundo, todos los gobiernos deben fortalecer las instituciones responsables de mantener el control y el equilibrio sobre el poder político y garantizar que puedan actuar sin intimidaciones.

- Asimismo, los exhortó a reducir la brecha entre la legislación existente contra la corrupción y su práctica como su aplicación real.

- También, a apoyar la libertad y la independencia de los medios de comunicación y garantizar la seguridad de los periodistas, así como su libertad de trabajar sin sufrir intimidación o acoso. Alienta, además, la participación política ciudadana organizada.

asdfas