Avelino Guillén: “Lo que se quiere es ver la forma de que el acuerdo con Odebrecht no se firme”

La República
20 Jan. 2019 | 21:00h

La República conversó con el exfiscal supremo, Avelino Guillén sobre la decisión de apartar a Richard Concepción Carhuancho del caso Cócteles.

En la siguiente entrevista el exfiscal supremo Avelino Guillén analiza la reciente decisión de la Sala Sahuanay de apartar del caso Cócteles al juez Richard Concepción Carhuancho. Para Guillén, la decisión no solo es “extraña” sino que revela falta de imparcialidad. “Como no pudieron con Vela y Pérez, ahora van por el 'plan b'”, advierte.

- ¿El juez Concepción Carhuancho adelantó opinión?

Lo que hizo el juez, en rigor, fue repetir lo que ya había expresado en la audiencia del 10 de noviembre cuando, al recoger la tesis de la Fiscalía, señaló que Fuerza Popular tenía secuestrado como botín al Ministerio Público. Para mí no hay adelanto de opinión, es solo una versión ampliada de lo que se dijo en la audiencia. Lo que la Sala Sahuanay ha buscado es…

PUEDES VER: Fiscal Pérez advierte parcialidad en recusación a Carhuancho por intereses de investigados

- ¿Una excusa?

Una excusa, un pretexto para sacarlo del proceso. El rol de un juez de garantías es importante en una investigación, aún más para lo que se viene. Rafael Vela dijo que este año empezaría el juicio oral a Keiko Fujimori y Concepción Carhuancho tendría que ver el control de la acusación: desestimar pruebas, archivar el proceso a pedido de las partes y demás. Es fundamental.

- ¿La Sala Sahuanay ha sido funcional a los intereses de la defensa de Fuerza Popular?

Es funcional. Es útil a los objetivos procesales que se ha trazado la defensa de la señora Keiko y el fujimorismo.

- ¿Es imparcial Concepción Carhuancho?

Es un juez que puede tener algunas observaciones, pero es alguien imparcial.

- ¿Qué observaciones le hace a su desempeño?

Me parece que en este caso fue imprudente porque él conoce muy bien la magnitud del caso que tiene a su cargo, la connotación política y los objetivos de la red que investiga, uno de los cuales era, precisamente, conseguir su apartamiento del caso.

PUEDES VER: Ugaz sobre separación de Carhuancho: "PJ puede buscar el mejor reemplazo"

- ¿Se la puso fácil a la red?

Cometió un error, pero eso no es justificación para apartarlo. Con un llamado de atención bastaba. Un juez natural solo puede ser cambiado por razones excepcionales. Y el abogado del señor Yoshiyama no ha presentado ninguna prueba. Es más, el juez (Sahuanay) ha realizado actos de investigación que no le corresponde. Ha reemplazado al abogado. Y encima se tramitó esta recusación a espaldas del Ministerio Público.

- ¿Huele a trampa?

Es un procedimiento absolutamente irregular, extraño. Es una recusación de oficio y destruye la apariencia de imparcialidad que la Sala Sahuanay pretende demostrar. Le exigen a Concepción Carhuancho imparcialidad, pero ellos no respetan eso.

- ¿Se podría decir que como no pudieron sacar a Vela y Pérez, el nuevo objetivo es Concepción Carhuancho?

Ha sido como un 'plan b'. El objetivo inicial era Vela y Pérez, no se pudo y van por el juez y han buscado, con lupa, una justificación. Le digo, Concepción Carhuancho no me parece un juez parcializado.

- ¿Un juez ‘canero’?

Tiene esa fama pero tiene una teoría del caso y lo conoce. Los abogados no pueden sorprenderlo.

- ¿Qué piensa de la reforma del Ministerio Público?

Muchas veces es un error cuando se quiere hacer reformas para ayer. Y más que una reforma, tendríamos que refundar el Ministerio Público porque la situación es insostenible. Hace unos cuatro o cinco años que los distritos fiscales del Santa están con declaración de emergencia, pero nada ha cambiado de manera sustancial. Los gerentes que designó Chávarry siguen. Hay que trabajar una nueva ley orgánica…

PUEDES VER: José Domingo Pérez: “Información de Odebrecht servirá para sancionar a nuestros corruptos”​​​​​​​

- El Congreso ya la está debatiendo.

Pero se tiene que pensar en nuevos criterios de organización. La ley de 1981, vigente, se hizo muy rápidamente y, ante el surgimiento de nuevas modalidades de crimen organizado, de lavado de activos, el Ministerio Público tiene que adaptarse. Su organización debería ser horizontal, no vertical como es ahora, en donde el fiscal de la Nación tiene injerencia en todo y no da cuenta a nadie de sus actos.

- Y es elegido a dedo en un cónclave de cinco personas.

Así es. Se reúnen y determinan entre ellos, sin conocer planes ni nada. Eso es algo que tiene que cambiar.

- La nueva fiscal Zoraida Ávalos ha declarado a la institución en emergencia. ¿Es viable la autorreforma?

Me parece que el Ministerio Público puede aportar ideas, pero no se puede reformar solo. Se necesita el aporte de la sociedad. La autorreforma no funciona, eso está demostrado con las graves crisis que la institución sufre en algunos distritos. Lo de Áncash es lo más notorio, el Callao es otro ejemplo. Se requiere del concurso del Poder Ejecutivo, del Poder Legislativo…

- De reforma se habla siempre, y mire cómo estamos.

Lo que pasa es que muchos de los actores políticos no quieren una reforma real del sistema de justicia porque quieren uno doblegado y sumiso a sus intereses para su impunidad. Una reforma tiene que hacerse al inicio de un gobierno, cuando se tiene una mayor fortaleza…

- El gobierno de Martín Vizcarra no llega al año.

Sí, pero hay un descuadre muy marcado entre el presidente y sus ministros. No hay una correlación de fuerzas. El gabinete debería ser más proactivo, involucrarse más en tareas de gobierno y ser el sostén del presidente, pero es a la inversa. Son ministros muy oscuros, grises.

PUEDES VER: ¿Qué recursos puede presentar el fiscal Pérez contra jueza Elizabeth Arias?​​​​​​​

- ¿Se equivocó el presidente Vizcarra con su declaración inicial sobre su empresa?

Claro, no fue exacto en sus respuestas. Le debe una explicación al país, pero eso no es una justificación para que, a través de una investigación a la empresa, en rigor se le quiera investigar a él, “baypaseando” lo dispuesto en la Constitución. No se puede utilizar…

- ¿Una media verdad?

Una media verdad para ponerlo (al presidente) en el mismo nivel de otras joyas de la corrupción que padecemos y soportamos. Y es que lo que se quiere es ver la forma de que el acuerdo con Odebrecht no se firme. Y por eso van a surgir nuevas cosas. El tema es ese...

- Evitar las delaciones.

Exactamente.

- La junta médica que vio a Alberto Fujimori dijo que se encuentra estable y que puede recibir un tratamiento de forma ambulatoria. Fuera de eso, queda por esclarecerse el papel de la clínica, ¿no? Lleva más de cien días en cuidados intensivos.

No conozco ni un antecedente, ni en el Perú ni en el mundo. Es un milagro. La clínica nos debe varias respuestas, porque daría la impresión, en condicional, de que se estuvo prestando a una estrategia. Y eso se tiene que aclarar. Es una burla a la justicia, a los familiares de las víctimas y a la propia justicia.