"Masificación del gas en el sur se retrasa si no se importa el recurso de Bolivia"

Ruth Condori
2019 M01 21 | 01:00 h

Opiniones. Especialista sostiene que estando trunco proyecto de masificación por ramales, se hace más que necesaria la importación del hidrocarburo altiplánico. 

El Ministerio de Energía y Minas respondió, aunque no directamente, al pedido de un grupo de gobernadores regionales del sur de importar gas de Bolivia. El viceministro de Hidrocarburos, Eduardo Guevara Dodds, aseguró que la masificación del gas es prioridad del Gobierno pero "solo con el gas peruano".

Así, se descartaría cualquier negociación con el país vecino para que Yacimientos Petrolíferos Bolivianos exporte su hidrocarburo. Sobre esto, el especialista en temas energéticos Antonio Gamero Márquez dijo que se continúa privilegiando a Lima, Ica y otras regiones del norte frente al sur. "Lamentablemente, la política gasífera y de masificación del gas en el Perú está en el garete (sin rumbo)", calificó.

PUEDES VER: Perú y Bolivia perfilan importación de gas natural para regiones del sur

Aseguró que cerrarse en abastecer con gas peruano al país con el Sistema Integrado de Transporte de Gas (ex Gasoducto Sur Peruano) sin aún ser licitado afecta la economía familiar y da un trato desigual.  "Si el gas peruano no llega y puede llegar el boliviano, no debe haber ningún inconveniente. ¿A qué le tienen miedo?", preguntó Gamero.

El ingeniero resaltó que en el sur hay muy pocas instalaciones domiciliarias. Hasta el 2023, Naturgy, concesionaria de abastecer gas domiciliario, debe otorgar a 64 mil conexiones el GLP. De estas, Arequipa debe llegar a 40 mil. "En el norte bordean las 300 mil conexiones y solo en Ica hay 50 mil en la actualidad", objetó.

Es más, Gamero puso en el tapete que en esta parte del país se cobra mil soles por la instalación domiciliaria, cuando Lima e Ica gozan del bono gas, donde este servicio no les cuesta nada.

Para Nicomedes Vilca, dirigente del distrito de Zepita, provincia de Chucuito–Juli (región Puno), existen grandes lobbies que quieren traerse abajo esta iniciativa. "Nosotros, que nunca les hemos interesado al gobierno, haremos los modos necesarios para que esta idea se cristalice”, aseguró.

Del mismo modo, Guido Vélez, exdirigente de la Central de Barrios y Urbanizaciones de Puno, pidió no interferir con lobbies al Gobierno. "Queremos que Bolivia nos abastezca con gas, pero ya”.

En tanto, Gamero enfatizó que pedir gas de Bolivia no debe impedir que se concrete el Sistema Integrado de Transporte de Gas. "El gas boliviano y peruano permitirían que haya competencia en el mercado interno". 

PUEDES VER: Perú es un país abundante en gas que hoy negocia traerlo de Bolivia

Comunidades de Puno se reunirán

Las comunidades aimaras se reunirán a fin de mes para definir una posición con relación a la importación de gas de Bolivia para el altiplano. La decisión servirá para que no se trunque la propuesta de que el gas natural del país vecino llegue a Puno y Juliaca.

En tanto, para Antonio Gamero, cambiar de nombre al Gasoducto Sur Peruano implicaría que no se incluya la Petroquímica como parte del proyecto.