Metro de Lima: Tramo 2 ocasionó un perjuicio por más de US$20 millones

Anais Coaquira
13 Ene 2019 | 2:34 h

El 8 de julio del 2011, días antes que concluya el gobierno de Alan García, el Consorcio Tren Eléctrico, formado por Odebrecht y Graña y Montero,firmó el contrato para elaborar el expediente técnico final y construir el tramo 2 del Metro de Lima

La Contraloría General de la República emitió un informe que da a conocer que el proceso de licitación y ejecución del tramo 2 de la línea 1 del Metro de Lima causó un perjuicio al Estado peruano por al menos US$20’665.644.  

Según El Comercio, este perjuicio inicia días antes del fin del segundo gobierno de Alan García. El 8 de julio del 2011 el Consorcio Tren Eléctrico, formado por Odebrecht y Graña y Montero, logró la licitación para elaborar el expediente técnico final y construir el tramo 2 de la línea 1 del Metro de Lima , y firmó el contrato.  

PUEDES VER  Alan García fue denunciado por la concesión de puerto de Paita

La auditoría de la Contraloría determinó que en el proceso de licitación del tramo 2 del Metro de Lima, el Consorcio Tren Eléctrico fue “favorecido (pese a que) incumplió con lo estipulado en las bases (…), no presentó análisis de gastos generales (…), transgredió el derecho de vías” y “no cumplió con las exploraciones a la profundidad mínima exigible”. 

“Lo señalado dio lugar a que durante la ejecución del contrato el consorcio cambie la solución técnica [...] al modificar el trazo inicial propuesto” y logró, gracias a ello, incrementar el monto de la obra de US$583’480.359 a US$900’610.616. El proyecto fue liquidado en US$885’154.813”, precisa el documento.  

PUEDES VER García se enorgullece por la remodelación del Estadio Nacional, pese a grave error

Cabe precisar que, entre los 14 funcionarios responsables de lo sucedido, mencionados la Contraloría, se encuentra Oswaldo Plasencia, exdirector de la Autoridad Autónoma del Sistema Eléctrico de Transporte Masivo de Lima y Callao (AATE). 

Oswaldo Plasencia fue asesor del despacho presidencial de Alan García y del despacho del exministro de Transportes y Comunicaciones, Enrique Cornejo.