Nuevos presidentes de cortes del sur y los desafíos que enfrentarán el 2019

Agenda pendiente. Flamantes autoridades judiciales de Arequipa, Cusco, Puno, Moquegua y Tacna no la tienen fácil. No solo tienen que mejorar la magullada imagen del sistema de justicia, también luchar contra la corrupción y acelerar resolución de juicios.

Agenda pendiente. Flamantes autoridades judiciales de Arequipa, Cusco, Puno, Moquegua y Tacna no la tienen fácil. No solo tienen que mejorar la magullada imagen del sistema de justicia, también luchar contra la corrupción y acelerar resolución de juicios.

Redacción sur

Los distritos judiciales de Arequipa, Cusco, Puno, Moquegua y Tacna eligieron a sus nuevos presidentes de cortes superiores de justicia del sur. Esas nuevas autoridades estarán al mando de las sedes judiciales el 2019 y 2020.

Asumirán sus nuevos cargos el 1 y 2 de enero del 2019. Lo hacen en un momento de creciente descrédito del sistema de administración de justicia, afectado por las denuncias de corrupción

Quizás por eso los magistrados elegidos coinciden en que su prioridad será reforzar la lucha contra los actos indebidos y acelerar la solución de procesos. Eso para recuperar la confianza de la ciudadanía en el trabajo de los operadores de justicia

Dicen también que trabajarán de la mano con los jefes de la Oficina Desconcentrada de Control de la Magistratura (Odecma); estas dependencias investigan las denuncias de corrupción realizadas contra magistrados y trabajadores judiciales. Las Odecmas también renovaron sus jefaturas. Quieren reducir los altos índices de desaprobación que tiene el Poder Judicial, que supera el 70%.

LOS NUEVOS PRESIDENTES 

Las elecciones ocurrieron ayer, antes de las dos de la tarde. Con 18 votos, el juez superior Carlo Magno Cornejo Palomino fue elegido presidente de la Corte Superior de Justicia de Arequipa y la jefatura de la Odecma recayó en Johnny Cáceres Valencia. Cornejo tuvo de contendor a Edwin Adelo Flores Cáceres, quien logró 10 votos en la segunda vuelta. Adelantó que su labor se caracterizará por una política de puertas abiertas para la ciudadanía.

En Cusco, la jueza superior Miriam Helly Pinares Silva asumió la responsabilidad. Pinares fue la única candidata y obtuvo el respaldo de 12 jueces superiores. Los otros 9 votaron en blanco. Pidió el compromiso y trabajo de todos los magistrados y servidores judiciales. La jefatura de Odecma recayó en manos de la jueza Fany María Andrade Gallegos.

En tanto, el nuevo presidente de la Corte de Tacna es Jael Flores Alanoca. Sucederá en el cargo a Jorge de Amat Peralta. Flores, tras su elección, dijo que establecerá políticas para fortalecer las funciones de los administradores de los módulos de justicia. Opinó sobre el caso "Los limpios de Tacna". Para Flores, el juez Yuri Maquera ha sabido llevar el caso de forma ordenada a pesar de los 15 detenidos que tiene este proceso. 

En la región del altiplano, Walter Gálvez Condori fue elegido presidente de la Corte Superior de Justicia. Gálvez Condori postuló solo. Su elección fue mayoritaria, luego que los 19 jueces superiores se pusieran de acuerdo en elegirlo. “Fue un consenso”, aseguró.

En esa región el jefe de Odecma será el juez Percy Lozada Cueva, expresidente de la Corte Superior de Justicia de Puno.

En Moquegua, el elegido fue el juez superior Rodolfo Sócrates Nájar Pineda. Pineda es egresado y titulado en Derecho de la Universidad Católica Santa María de Arequipa. También obtuvo maestría y doctorado en la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa. Actualmente ocupa el cargo de jefe de la Oficina Desconcentrada de Control de la Magistratura (Odecma). Su cargo será asumido por el juez Wilber Gonzales Aguilar. 

PROBOS PARA CASOS DE CORRUPCIÓN 

Los presidentes de las cortes deben seleccionar a los magistrados probos al momento de conformar juzgados y salas para que se hagan cargo de la lucha contra la impunidad en los procesos de corrupción

Una segunda medida es la creación de nuevos juzgados anticorrupción que dispongan los actos procesales correspondientes con mayor celeridad procesal, porque en la región Cusco ya se están programando audiencias, por ejemplo, en los juzgados de investigación preparatoria para todo el 2019. Eso significa que se dilata innecesariamente los procesos judiciales.

Y una tercera acción es que priorice una estricta coordinación con el Ministerio Público, Policía y Defensoría Pública para que coadyuven al desarrollo de los actos de investigación que se producen en etapa fiscal y de audiencias de los juzgados. Con eso se evitaría cualquier acto dilatorio que cree impunidad.

 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO