Abogado de Alan García admitió que pidieron seguridad para expresidente

Alonso Collantes
5 M12 2018 | 23:35h

Erasmo Reyna, abogado del expresidente Alan García, también persistió en la versión de escuchas ilegales al domicilio de su patrocinado pese que el ministro del Interior, Carlos Morán, desmintió la versión. 

Carlos Morán, ministro del Interior, aclaró en una conferencia de prensa el último miércoles por la noche que el vehículo estacionado frente al domicilio del expresidente Alan García era con el fin de monitorear las imágenes y velar por la seguridad del investigado. 

En este sentido, el abogado del imputado exdirigente aprista, Erasmo Reyna, destacó a través de RPP ante la pregunta de si conocía que la presencia de policías y otros resguardos para proteger a García ante posibles incidentes como los de Luis Alva Castro, indicó que  "claro, por supuesto se pidió seguridad y corresponde darsela al expresidente". 

PUEDES VER: Edwin Oviedo: Chuquizuta le recomendó pedir licencia temporal hasta que "solucione sus problemas"

De esta manera admitió que Ricardo Pinedo, secretario de García, haya realizado esta solicitud al ministro del Interior, sin embargo, persistió en acusar que "estos equipos no obedecen para filmar, todo indica que obedecen para efectuar algún tipo de escuchas". 

Como se recuerda, el fiscal Erick Silverio Linares comprobó la naturaleza del vehículo y encontró audífonos, monitores, un antena, un drone, parlantes, entre otras cosas que corresponden a un registro visual, más no de audio como sostuvo también Alan García

PUEDES VER: Alan García: explican que vehículo en exteriores de su casa monitoreaba imágenes

Asimismo, cabe precisar que Carlos Morán resaltó su indignación ante las acusaciones puesto que fueron los mismos dirigentes los que le solicitaron el resguardo y que su operación se encuentra en el marco de la legalidad. 

Es necesario recordar también que Alan García es actualmente investigado por los delitos de lavado de activos, tráfico de influencias y colusión agravada, además de tener presuntas vinculaciones con la constructora brasileña Odebrecht