Vizcarra rechaza que exista persecución al empresariado

La República
1 Dec. 2018 | 02:00h

El presidente al frente. Durante su participación en la CADE 2018, el jefe del Estado refutó al alto representante de la Confiep, Roque Benavides, quien señaló que la justicia persigue al empresariado. También rechazó que exista persecución política como lo ha indicado el expresidente Alan García. Invocó a este gremio a respaldar el referéndum y la reforma política y judicial. Además, anunció la llamada Política Nacional de Competitividad, trabajada por el MEF, que será sometida a debate de “los sectores involucrados” para buscar un consenso.

Desestimó acusaciones contra el sistema judicial. El presidente Martín Vizcarra aprovechó su ponencia en la CADE 2018 para rechazar las expresiones del representante de la Confiep, Roque Benavides, quien el último miércoles acusó a la Fiscalía de perseguir empresarios en el marco de las pesquisas por el caso Lava Jato.

Para Vizcarra, esta imputación al desempeño fiscal pone en tela de juicio la autonomía de estas indagaciones y no aporta a resolver la crisis política y judicial. “Todos somos parte del problema y debemos ser parte de la solución. Dejémoslo claro. Excusarse en presuntas persecuciones políticas y empresariales no ayuda a buscar solución”.

PUEDES VER Martín Vizcarra: 76% de ejecutivos en CADE 2018 aprueba su gestión, según Ipsos

El mandatario recapituló que cuando fue gobernador de Moquegua también se sometió a citaciones del Ministerio Público producto de las 50 indagaciones que afrontó su gestión y no puede utilizar ello para alegar un intento de amedrentarlo por la vía judicial.

“Hay que encarar todo y demostrar la verdad. Estoy tres años en este tipo de procesos y, si es necesario tres años más, lo puedo estar”, añadió. Enfatizó que se puede discrepar de los fallos del Poder Judicial (PJ), pero de acuerdo a la “ley, la Constitución e independencia de poderes”.

“Hemos dicho que es imperfecto (el sistema de justicia), que tiene una serie de deficiencias y que debemos trabajar para corregirlo. Pero ser sujeto a incomodidades producto de las imperfecciones del Poder Judicial, no por eso se puede decir que hay persecución. Hay que acudir cuantas veces se llame, a cualquier peruano, independiente de su cargo y función”, refirió.

Además, el primer mandatario rememoró que en los actos de corrupción en el país estuvieron inmersos funcionarios públicos y malos empresarios. Por ende, interrogó a este gremio acerca de qué medidas adoptaron en su momento para prevenir esta turbulencia. “Se han preguntado ¿cuál fue su cuota en la situación actual?”, cuestionó.

Bajo esta premisa, Vizcarra invocó al empresariado a apoyar la reforma política y judicial a través del referéndum. Recordó que si bien la consulta popular es el 9 de diciembre, aún faltan aprobar siete propuestas de ley de reestructuración de la Fiscalía y el Poder Judicial presentadas por el Ejecutivo y que no requieren cambios constitucionales.

“Pido al Congreso que debata de una vez estos proyectos de la reforma que hemos emprendido. No podemos ir por líneas separadas”, dijo.

En otro momento señaló que tras el referéndum se iniciará el diálogo del Gobierno con las fuerzas políticas.

Plan de Competitividad

En otro momento, el presidente Vizcarra invitó a los empresarios del país a poner de su parte para sostener el crecimiento y tener una agenda conjunta. Dicho esfuerzo, según indicó, está ahora materializado en la Política Nacional de Competitividad, último documento trabajado por el Ministerio de Economía y que, en palabras del mandatario, “se convertirá en su herramienta central de gestión”.

“Hoy proponemos al empresariado iniciar una agenda conjunta para consensuar el Plan de Competitividad. No podemos ir por líneas paralelas. Tenemos que consensuarlas, trabajarlas y tener un solo documento que nos guíe a todos los peruanos. Nuestro desafío es mejorar el desempeño y eso requiere el esfuerzo de todos”, dijo ante el aplauso del auditorio.

La iniciativa es una respuesta del Gobierno a la caída de Perú en el ranking de Competitividad Global. Según el último sondeo del Foro Económico Mundial, Perú cayó 32 ubicaciones en los últimos 7 años, bajando del puesto 36 al 68 en facilidad para hacer negocios.

Concretamente, la política del Gobierno identifica los problemas y se propone por dónde deberán ir las soluciones en diversos sectores. Está compuesta por 9 lineamientos entre los que se encuentran avanzar hacia una infraestructura de capital, fortalecer el capital humano, mejorar el clima de negocios y tener un mercado laboral dinámico. “Mientras conseguimos el consenso, ya estamos avanzando en algunos lineamientos”, explicó.

En infraestructura, el Gobierno quiere enumerar las obras que son prioridad para cerrar brechas. Es así que dicha política considera un Plan Nacional de Infraestructura, el cual estará terminado a mediados del 2019. “Llevaremos a cabo un ambicioso proyecto de conectividad, utilizando carreteras, ferrocarril, transporte aéreo y acuático para mejorar la integración entre las regiones del país”, afirmó.

La Política Nacional de Competitividad también considera el fomento del capital humano, en el cual se garantiza la educación para todos los niños del país y promover la formación técnica para colegios estatales. “No solo les permitirá ingresar al mundo del trabajo, sino que también promoverá el emprendimiento”, dijo Vizcarra en Paracas.

PUEDES VER Alonso Segura a presidente de Confiep: "No hay persecución política"

El lineamiento más polémico de esta Política Nacional de Competitividad es aquel que se centra en el mercado laboral. Vizcarra hizo mención a la necesidad de reducir los denominados “costos laborales no salariales” como las gratificaciones, CTS y vacaciones, ya que estos generan informalidad.

“Uno de los factores que eleva la informalidad es el alto costo laboral que hasta triplica el de los pares de la Alianza del Pacífico. Como consecuencia, el empleador opta por contratos temporales que desprotegen al trabajador”, aseveró.

El documento también considera evitar la reposición de trabajadores y reducir el pago de indemnizaciones; algo que ha sido cuestionado tanto por gremios sindicales como por un grupo de laboralistas, ya que generaría desprotección al trabajador y vulnera compromisos ante la OIT.

Lo cierto es que Vizcarra, en la CADE 2018, dijo que la Política de Competitividad aún no es oficial. “Vamos a ponerla a consideración de los sectores involucrados para debatirla y consensuarla”, concluyó el presidente.

“Proponemos al empresariado iniciar una agenda conjunta para consensuar el Plan de Competitividad. No podemos ir por líneas paralelas”.

“El presidente que me suceda en el 2021 recibirá un país en mejores condiciones”

1- Lucha anticorrupción. A través del referéndum, que se llevará a cabo en pocos días, se buscará fortalecer las instituciones peruanas y será el inicio de la reforma política y del sistema de administración de justicia.

2- Infraestructura. A mediados del 2019 se lanzará el Plan Nacional de Infraestructura, una hoja de ruta para los ministros, gobernadores regionales y alcaldes para ejecutar obras que permitan cerrar la brecha que asciende a tres veces el presupuesto general de la República.

3- Conectividad. La red vial nacional de carreteras está pavimentada en un 78% y se espera llegar al 91% en el año 2021. Para ello, el Ejecutivo planea invertir cerca de S/ 9.000 millones. Se prepara un ambicioso plan nacional de conectividad para ferrocarriles, transporte aéreo, marítimo, y carreteras para conectar las regiones.

4- Puertos. Se aprobó el Decreto 1413 que permite el tráfico de cabotaje, pasajeros y carga dentro del país. Las inversiones del puerto de San Martín y Salaverry ya se encuentran concretadas.

5- Agricultura. Se espera incrementar las agroexportaciones de US$ 7 mil millones, alcanzados en el año 2018, a US$ 10 mil millones en el año 2021. Se impulsará la construcción de 13 proyectos emblemáticos para impulsar la agricultura.

6- Educación. El presidente Vizcarra anunció que se establecerán institutos técnicos de excelencia en cada región de país. En materia de educación escolar se buscará mejorar las condiciones sociales para que los niños y niñas accedan a un servicio de calidad. También enfatizó en que los estudiantes de secundaria recibirán formación técnica.

7- Salud. El objetivo de la lucha contra la anemia en los niños es reducirla de 43% a 19%. También se está apostando por la mejora de los servicios y se tienen 205 hospitales en construcción por un monto total de S/ 4.450 millones. Actualmente se construyen hospitales en Huancabamba, Ayabaca, Huarmaca, en Piura.

8- Modernización del estado. Se lanzará el Gobierno digital con la plataforma digital única gob.pe, la cual buscará orientar a los ciudadanos en trámites y servicios que brinda el Estado. Se revisarán los procedimientos administrativos y se eliminarán más de 300 barreras burocráticas.

9- Informalidad laboral. Se buscará reducir los costos salariales no laborales para incentivar la contratación de personal. Actualmente, el 50% de las microempresas del país son informales y el 70% de los trabajadores está ocupado en el sector informal. En competitividad hemos caído 32 puestos en los últimos siete años, bajando del puesto 36 al 68 en cuanto a la facilidad para hacer negocios. Nuestro desafío es mejorar el desempeño y eso requiere del esfuerzo de todos.