Luis Wilson: “Personalmente voy a liderar una guerra contra la desnutrición y la anemia” | VÍDEO

Rumi Cevallos
17 Nov 2018 | 16:13 h

Entrevista a Luis Daniel Wilson Ugarte. Médico quillabambino, candidato a la presidencia del Gobierno Regional del Cusco por Restauración Nacional. Su símbolo es la espiga.
 

¿Qué hará en los primeros 100 días de acceder a un posible gobierno regional?
Introducir iniciativas legislativas en torno a descentralización, como que la dirección de Cultura sea una instancia descentralizada y no que dependa del Ministerio Cultura, entre otras. Como reina de las prioridades, reiniciaremos los trabajos del Hospital Antonio Lorena. Las obras están inconclusas porque hubo corrupción, incumplimientos y la empresa OAS, que está entre las corruptas que operó en el tiempo del gobierno anterior, dejó la obra con un avance de alrededor el 70%, con fallas de diseño y constructivas. Hemos decidido hacerlo por administración directa, de esta manera nos ahorramos la rentabilidad empresarial, e impedimos sea objeto de denuncias que van al arbitraje y que generalmente pierde el Estado. También iniciar la reorganización del Gobierno Regional. Vamos a crear una unidad dependiente del Gobierno Regional en modernización de gestión pública para hacer un gobierno transparente, con enfoque de procesos, de resultados. Un gobierno abierto y participativo, una gestión moderna, electrónica.

PUEDES VERJean Paul Benavente: “Traeremos el gas de Camisea al Cusco en los primeros seis meses” | VÍDEO

En el Cusco hay pobreza, e implica desnutrición crónica y anemia. ¿Qué hará para atacar este creciente problema?
Es terrible. Llegamos a casi 20% de desnutrición crónica infantil en promedio en el Cusco, pero si vamos a Unachi, en Paruro, tiene 40%. Con esto se afecta la talla respecto a la edad. Así como hay merma en la talla, puede haber daños permanentes, físicos e intelectuales. Y si hablamos de anemia, es sorprendente el 56% en promedio. Hay localidades donde nos acercamos al 100% de anemia crónica infantil. Estos problemas están en las zonas rurales, en ello habrá intervención poniendo los ojos en estos sectores. No podemos ignorar que necesitan agua para elevar su productividad hasta en un 30%. Tenemos que darle carreteras para permitir un tránsito rápido y que sean competitivos en el mercado. El trabajo contra la anemia y la desnutrición empieza desde que la mujer se embaraza, desde ese momento tenemos que prevenir la desnutrición cuidando a la mujer. Es un tema multisectorial, me como el pleito, personalmente voy a liderar una guerra contra la desnutrición y la anemia. Eso implica convocar a la comunidad, a las organizaciones femeninas, comunidades campesinas, entre otras. Tenemos que construir infraestructura en salud, en saneamiento ambiental, también usar este liderazgo para introducir cambios en temas culturales, de desconocimiento y mal uso de los nutrientes adecuados para evitar desnutrición y anemia.

El gas de Camisea es uno de los anhelos de los cusqueños. ¿Qué hará sobre el tema?
Hay un proyecto que se trabajó hace muchos años, desde el gobierno de Alan García, para financiar la construcción de una planta de fraccionamiento en Kepashiato. Esperamos un compromiso tripartito, Gobierno Nacional, Gobierno Regional y Gobiernos locales, cada uno financia el proyecto y se saca adelante. Lo concreto es que el gas se va a Lima y no viene al Cusco. Pero hay un punto, podemos traer el gas con el Gasoducto Sur Andino, esa obra está paralizada y miles de trabajadores están en la calle. Todo el marco legal hace que esto del gas sea exclusivo del gobierno nacional. Pues se acabaron las exclusividades, queremos participar porque somos los principales perjudicados. Mientras tanto se usará el ducto virtual y traer el gas en camiones de alta presión y baja temperatura y empezar a desarrollar un mercado de gas, especialmente en el parque automotor y en algunas industrias. 

¿Cuáles serán sus obras emblemáticas?
Nosotros tenemos todo el tema de infraestructura de salud y saneamiento como emblemático. El saneamiento no aparece como obra, seguramente no habrá ningún monumento encima, pero allí es donde tenemos que invertir porque es donde impacta en la salud.