37 portadas en la historia y la pasión por el periodismo

La República
15 Nov 2018 | 21:00 h

Huellas. Cada edición de La República tiene el mismo sello, un compromiso con la verdad, con la defensa de los derechos humanos, de los principios democráticos y la lucha tenaz contra la corrupción. Este aniversario encuentra al diario con más retos, la RTV y nuevos medios al servicio de todas las audiencias.

Por Pamela Palacios/ Ernesto Carrasco

Cada una de las portadas de La República refleja una intensa actividad periodística, el movimiento de un engranaje constante y coordinado de numerosas personas, una estructura que se mueve con la pasión por el oficio de informar. Cada portada es historia. Cada portada, reunida, una tras otra, juntas, construyen los 37 años de La República en la vida democrática del país. Un aniversario que hoy celebramos.

Hace 37 años, el 16 de noviembre de 1981, nació el diario La República. Su primera edición en blanco y negro ya contaba con lo que sería una característica: las grandes revelaciones. “Jueces de menores implicados en comercio de niños en el extranjero”.

PUEDES VER Google Assistant te permite estar al día con las noticias de La República

Desde aquel contexto político, el segundo gobierno belaundista, La República continúa con su espíritu comprometido con el periodismo veraz y de rigor informativo.

En su segundo día de vida, salió con el logo en rojo y negro, en medio de un país que veía crecer el terrorismo. Muy pronto, en 1982, surgió el Suplemento Domingo, un espacio con crónicas y reportajes de colección.

En medio de apagones y actos de violencia se ejerció el reporterismo en la década de los 80. Fue así que el dolor llegó a la redacción con el asesinato del fotógrafo Jorge Sedano, junto a siete periodistas, en Uchuraccay. También se sufrió la desaparición del corresponsal en Huanta, Jaime Ayala Sulca.

Y mientras la guerra interna se instalaba en el interior del país y en la capital se miraba de soslayo, nació El Popular, un diario a full color.

Con Alan García en su primer gobierno, La República continuó su defensa por los derechos humanos, la democracia y la institucionalidad del país. En esos años, se investigó la masacre de Accomarca, la matanza en El Frontón y las acciones paramilitares en Cayara.

La modernidad tocó las puertas del diario y en 1989 el sonido del teclado de las máquinas de escribir fue reemplazado por los ordenadores. El proceso informativo se digitalizó. Con la era satelital, el proceso de transmisión de la información se hizo instantáneo. Nos alistábamos para nuevos retos.

PUEDES VER Gustavo Mohme sobre asesinatos a periodistas: "Vivimos en permanente luto"

En 1990 nace la Unidad de Investigación, con Ángel Páez a la cabeza de un equipo que, con tenacidad, desenmascaró la compra sobrevaluada de los aviones MIG- 29, así como los casos Barrios Altos, La Cantuta, el Plan Cóndor, el Plan Bermuda –que buscaba deshacerse de periodistas opositores como César Hildebrandt–. También se denunció el manejo de un sector de la prensa por el SIN, y el caso de los "Vladipolos", que descubrió el desvío de dinero de las FFAA para la segunda reelección de Fujimori. Las amenazas no intimidaron a los investigadores, entre los que destacó Edmundo Cruz.

Con la portada que decía "Cierran el Congreso" y varias páginas en blanco, nuestro diario salió a las calles el 5 de abril de 1992 cuando se perpetró el autogolpe. Así, La República le dijo 'no' a la censura del fujimontesinismo, que mandó a militares a ocupar las instalaciones de los medios de comunicación.

En medio de esta coyuntura, en 1994 se inició la descentralización del diario y se instalaron redacciones en Chiclayo, con sus corresponsalías en Trujillo y Piura; también Arequipa, con sus respectivos periodistas en Cusco y Tacna; y en Iquitos.

En 1995 nuestra redacción evolucionó con la creación de la página web de La República, donde diariamente 50 mil personas se conectaban. Hoy más de 1 millón 600 mil lo hacen día a día.

En el 2000, cuando se denunciaba el fraude electoral de Fuerza 2000, el 23 de abril el fundador de este diario, el hombre que les dio voz a las mayorías, el que logró la suscripción del Acuerdo de Gobernabilidad para enfrentar al fujimorismo, Gustavo Mohme Llona, murió súbitamente.

Mohme Llona dejó un legado de solidaridad, dignidad, respeto y libertad.

Hoy, los talentos que se suman a esta historia republicana comparten estos valores y tienen nuevos retos.

PUEDES VER Premian a La República en concurso periodístico

La noticia publicada en tiempo real a través de las redes sociales de nuestro diario y La República Televisión (RTV) con programas y contenidos valiosos, con la conducción de Rosa María Palacios, Sigrid Bazán, Mirko Lauer, Augusto Álvarez Rodrich, Inés Llinás, Karen Herrera, entre otros.

Y el nuevo desafío de la convergencia entre la plataforma impresa con la virtual lleva a nuestro diario a los primeros sitiales de un periodismo integral y moderno.

Treinta y siete años con la misma pasión del primer día, con la energía de Mohme Llona y la fe por una República superior.