Reforma de Justicia busca meritocracia en elección de jueces

Pregunta 1. En el referéndum del 9 de diciembre, la población tiene la oportunidad de concretar el cambio del CNM por la Junta Nacional de Justicia, que en su reglamento dice que se elegirá a magistrados y fiscales por méritos académicos.

Pregunta 1. En el referéndum del 9 de diciembre, la población tiene la oportunidad de concretar el cambio del CNM por la Junta Nacional de Justicia, que en su reglamento dice que se elegirá a magistrados y fiscales por méritos académicos.

La primera pregunta que la ciudadanía debe responder en el referéndum el 9 de diciembre es sobre la reforma en el sistema de justicia. "¿Aprueba la reforma constitucional sobre la conformación y funciones de la Junta Nacional de Justicia (JNJ), antes Consejo Nacional de la Magistratura (CNM)?", es la consulta planteada.

Después de destaparse la corrupción y evidenciarse el direccionamiento de los nombramientos de jueces y fiscales, con los audios en que los miembros del CNM se coludían con representantes del Ministerio Público y el Poder Judicial para ocupar los más altos cargos, el Congreso aprobó la reestructuración del CNM, pero no avanzaba en la reforma de la justicia, por lo que el presidente de la República, Martín Vizcarra, decidió llevar este caso al referéndum.

En manos de la población estará decidir si quiere el cambio planteado por el Ejecutivo para que el CNM sea reemplazado por la JNJ, que se encargará del nombramiento de los jueces y fiscales, pero a través de concurso público de méritos y evaluación personal.

Los siete miembros de la JNJ también serán seleccionados por concurso público de méritos y serán parte de la junta por cinco años sin posibilidad de reelección.

De las cuatro reformas, esta es la que generó menos controversias en el Congreso, que la aprobó con 112 votos a favor y cero en contra.

Los miembros del JNJ serán elegidos por una Comisión Especial presidida por el Defensor del Pueblo e integrada por el titular del Poder Judicial, el fiscal de la Nación, el presidente del Tribunal Constitucional, el contralor y dos rectores, cada uno elegido en votación por los rectores de las universidades públicas y privadas licenciadas con más de 50 años de antigüedad.

Asimismo, se otorga un plazo de 18 meses para que los miembros de la JNJ puedan revisar los nombramientos y ratificaciones de magistrados realizados por sus antecesores Orlando Velásquez, Guido Aguila, Julio Gutiérrez, Iván Noguera Baltazar, Hebert Marcelo Cubas y Maritza Aragón, quienes fueron removidos por falta grave.

La JNJ tiene facultad para destituir a "los jueces de la Corte Suprema y fiscales supremos; y, de oficio o a solicitud de la Corte Suprema o de la Junta de Fiscales Supremos, respectivamente, a los jueces y fiscales de todas las instancias".

"En el caso de los jueces supremos y fiscales también será posible la aplicación de amonestación o suspensión de hasta ciento veinte días calendario, aplicando criterios de razonabilidad y proporcionalidad", dice el punto 3 del artículo 154.

El artículo 156 precisa que para ser miembros de la JNJ se debe tener entre 45 y 75 años, ser abogados con experiencia profesional no menor de 25 años o ejercido la cátedra universitaria por la misma cantidad de años o hayan ejercido 15 años la labor de investigador en materia jurídica.

El constitucionalista Anibal  Quiroga sostuvo que en el debate de esta reforma no hubo mayor oposición, la ciudadanía no quiere “magistrados hermanitos” y “es quizas la consulta que va tener mayor respaldo”, apuntó.

Para el expresidente del Tribunal Constitucional Óscar Urviola, la JNJ estará integrada por elementos con méritos personales y académicos, lo que va a garantizar que el Poder Judicial y la Fiscalía cuenten con profesionales calificados.

“Mi única objeción es que han incluido al presidente del TC entre los miembros de la comisión que va a elegir a los miembros de la JNJ. El TC debe permanecer al margen pues es un órgano de control y no se puede poner en riesgo su independencia”, comentó.

Evaluados

- El texto modifica los artículos 154, 155 y 156 de la Constitución. La JNJ ratificará, con voto público y motivado, a los jueces y fiscales cada siete años.

- La JNJ con la Academia de la Magistratura evaluarán el desempeño de los jueces y fiscales de todos los niveles cada tres años y seis meses.

- Los no ratificados o destituidos no pueden reingresar al Poder Judicial ni al Ministerio Público, dice el punto 2 del artículo 154.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO