Cartas

Aclara nota publicada

Señor Director:

En el diario La República, en la edición impresa del 23 de mayo 2018 y en la página web, obra el artículo suscrito por la periodista Doris Aguirre Calderón: “La Policía atrapó a ‘Jarachupa’, el narco más buscado del VRAEM”. En la parte final se hace mención expresa al suscrito... “Agentes buscan a otros 6 capos del narcotráfico del Vraem”. “Para la Policía Antidrogas, la detención de ‘Jarachupa’ representa un severo golpe a los clanes familiares del narcotráfico en el Vraem, pero todavía tiene una lista de pendientes. “La relación de prófugos la encabeza Luis Lagos Lizarbe... Edmerson Quispe Pariona, “Chavo”, es otro jefe narco que secuestró y asesinó al agente encubierto de la DEA, Edgar Quispe Rojas, el 24 de agosto de 2016...”.

En el artículo me atribuyen de manera directa y expresa una condición que resulta agraviante y que causa daño a mi reputación personal, lesionando mi honor y buen nombre, toda vez que en dicho artículo periodístico se consignan hechos, cualidades y conductas difamatorias a mi persona... Lo que revela la ausencia de verificación y falta a la verdad, con el componente subjetivo finalísimo de calumniar, difamar y menoscabar la reputación de mi persona, con hechos creados para denigrar mi imagen personal, desacreditándome ante la opinión pública y, sobre todo, ante mi entorno familiar. Esta acción contra mi persona, me causa daño moral continuo y permanente de incalculable dimensión.

Atentamente.

edmerson quispe parionadni: 42394439

Sobre nota publicada

Señor Director:

En la edición impresa del 24 de octubre de 2017, y de la página web, obra el artículo suscrito por la periodista María Elena Hidalgo Sotelo: “Seis capos peruanos del narcotráfico se refugian en Bolivia... Acciones de captura de la Dirandro han llevado a los narcos a traficar desde el Beni (Bolivia). Entre ellos se encuentra Edmerson Quispe, sindicado como el responsable del asesinato de un agente de la DEA.

La búsqueda con fines de captura de capos del narcotráfico, realizada por la División de Inteligencia Antidrogas de la Dirandro, ha llevado a un buen número de cabecillas a fugar hacia el vecino país de Bolivia para evadir a la justicia peruana y seguir traficando libremente. Sin embargo, la Policía especializada en drogas les viene siguiendo la pista para conocer su nueva identidad y capturarlos. Se trata de Clever Bernardo Ambrosio (a) “Chila”, Reyna Gozme La Fuente (a) “Reyna”; Edmerson Quispe Pariona (a) “Chavo”; Werlington Sánchez García (a) “Negro Fobia”; Clobaldo Figueroa Saume (a) “Tía Vago”; Luis Lagos Lizarbe (a) “Salvador”.

En dicho artículo se consigna, además, un infograma en donde se precisa: “Narcotraficantes peruanos operan desde Bolivia”. Asimismo, en el desarrollo del artículo se consigna: “Chavo” era el encargado de sacar los vuelos de su patrón en las pistas clandestinas de Llochegua, Mayapo y Santa Rosa. También hacía el mismo trabajo para “Reyna” (...) “Chavo” utiliza ex licenciados del ejército armados para resguardar la salida de su droga conocedor de que la Policía tiene los ojos sobre el emigro a Bolivia. Para trabajar con mayor libertad la Policía también lo sigue por participar en el secuestro, tortura y asesinato del policía de inteligencia y agente de la DEA Edgar Quispe Rojas, ocurrido en el Vraem en el 2016. “Chavo” había dado la orden de matar a cualquier miembro de la fuerza del orden que perjudicara su negocio”.

Como se aprecia, se me atribuye una condición que resulta agraviante y que causa daño a mi reputación personal, lesionando mi honor y buen nombre, toda vez que en dicho artículo se consignan hechos, cualidades y conductas difamatorias a mi persona.

edmerson quispe pariona

dni: 42394439

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO