Reátegui reveló que Keiko Fujimori y su cúpula fabricaron fuji-rifa de S/ 2 mllns

Ángel Páez
6 11 2018 | 21:00h
Caso Keiko Fujimori / Expediente 6

Nueva declaración. Congresista fujimorista Rolando Reátegui dijo a la Fiscalía de lavado de Activos que a él y a varias personas les dieron dinero para comprar boletos de la rifa y de esta manera justificar ingresos para financiar la campaña presidencial del 2011. Se terminó una gran mentira que duró más de 7 años.

Era uno de los secretos mejor guardados del fujimorismo. La rifa del 15 de diciembre del 2010, que supuestamente recaudó 2 millones de soles para el financiamiento de la campaña presidencial de Keiko Fujimori, fue un montaje, un engaño, un fraude. Los organizadores fabricaron el sorteo para justificar el origen de dinero ilícito. Lo reveló el congresista Rolando Reátegui Flores, miembro del entorno íntimo de la entonces candidata presidencial.

Y lo confesó el mismo miércoles 31 de octubre en que el juez Richard Concepción Carhuancho dispuso el encarcelamiento de Keiko Fujimori durante 36 meses mientras durase la investigación fiscal por presunto lavado de activos.

PUEDES VER Miguel Castro a Fuerza Popular: “Yo no soy un traidor” [VIDEO]

Con el testimonio de Reátegui se confirma la investigación que inició La República el 16 de mayo del 2011, que dejó en evidencia que la rifa fujimorista tenía todas las características de un montaje. El fujimorismo siempre lo negó, pero con la declaración de Reátegui la mentira por fin salió a flote con contundencia.

"La rifa realizada el 15 de diciembre del 2010, fue una actividad simulada, ya que fue armada en las formas, pero en realidad no fue tal, ya que no había tickets adquiridos o comprados por personas", declaró como Testigo Protegido ante los fiscales Elvia Caro Izquierdo y Rodrigo Gonzales Lázaro. Reátegui admitió públicamente que cooperaba con el despacho del fiscal José Domingo Pérez para el esclarecimiento de los falsos aportes de lacampaña 2011.

Fuji-rifa trafa

"El procedimiento fue el mismo que para los aportes individuales de la campaña realizada en 2011", explicó Reátegui: "Es decir, se repartió el dinero a diversas personas, entre ellas al congresista Rolando Reátegui (el declarante)", conforme con el acta de la manifestación a la que tuvo acceso La República.

El testigo Reátegui precisó que quienes le ordenaron recibir el dinero para la rifa son los mismos que le pidieron que lavara con falsos aportantes 100 mil dólares.

"(Reátegui), previa reunión de acuerdo de distribución de dinero con la cúpula, integrada por Keiko (Fujimori), Ana (Herz de Vega), Pier (Figari Mendoza) y Vicente (Silva Checa), recibió (de la tesorera del partido) Adriana Tarazona (Martínez) un monto aproximado de 56 mil soles, para que éste (Reátegui) a su vez busque a las personas que figuren como adquirientes de los supuestos tickets y se hicieran los depósitos a las cuentas del partido de forma fraccionada", explicó.

Rolando Reátegui declaró ante el fiscal José Domingo Pérez, dos veces, el 14 y 17 de octubre de este año. Dijo que por disposición de Keiko Fujimori, y con el conocimiento y anuencia de sus asesores, Ana Herz de Vega y Pier Figari Mendoza, autorizó que la tesorera Adriana Tarazona Martínez le entregara 100 mil dólares para lavarlos con falsos aportantes. En el caso de la fabricación de la rifa, participaron las mismas personas.

"En el caso del dinero entregado al congresista Rolando Reátegui, la persona que realizó los depósitos con relación a la supuesta rifa fue Mónica Ríos Putpaña, en distintos días durante el mes de diciembre, en el banco Scotiabank de Tarapoto (región San Martín). Todo esto fue armado por la cúpula integrada por Keiko (Fujimori), Ana (Herz), Pier (Figari) y Vicente Silva (Checa) y con la participación de Adriana Tarazona", señaló Rolando Reátegui en su nueva declaración.

Como revelaron los reportajes de investigación de La República, en su condición de secretario general de Fuerza 2011 y jefe de la campaña presidencial de Keiko Fujimori, Jaime Yoshiyama Tanaka declaró a las autoridades haber recaudado 2 millones de soles. Sin embargo, mencionó que el premio mayor –una camioneta Chevrolet del año– nadie lo había recogido, como tampoco los ganadores de otros 11 premios. Yoshiyama informó que personalmente entregó un solo premio, un horno microondas a la señora Lucila Castro-Mendívil Gubbins, quien resultó ser la esposa del vocero de la candidata Keiko Fujimori, Jorge Trelles Montero.

PUEDES VER Organizaciones respaldan a funcionarios que luchan contra la corrupción

Órdenes superiores

Precisamente, puesto que ninguno de los supuestos ganadores de la fuji-rifa retiró su obsequio, todo fue entregado al Ministerio del Interior para que procediera a la donación como señala la ley. Cuando las autoridades pidieron a Jaime Yoshiyama entregara los nombres de los ganadores, nunca respondió. Yoshiyama es el mismo personaje que según el exrepresentante de Odebrecht en el Perú Jorge Barata reveló que le entregó 1 millón de dólares para financiar la campaña de Keiko Fujimori.

Con la nueva información proporcionada por Rolando Reátegui, el fiscal José Domingo ha sumado mayores elementos de convición sobre el caso de lavado de activos atribuido a una organización criminal enquistada en Fuerza 2011, hoy Fuerza Popular.

Para garantizar que sus dichos son ciertos, y que formó parte del cogollo fujimorista en 2011, Reátegui aportó más información sobre el centro de operaciones de Keiko Fujimori y sus más cercanos colaboradores, donde le suministraron los 100 mil dólares que lavó con falsos aportantes, incluidos su esposa, sus hermanos y su padres, entre otros familiares. Incluso proporcionó evidencia documental.

"El local donde me entregaron el dinero (...) es la calle Mar del Sur 186, Urbanización Neptu, Surco. Es una casa de dos pisos. En la fachada tenía dos portones y una puerta de madera en el centro. En el primer piso se recibía a la gente. La oficina de Keiko Fujimori, Pier Figari, Ana Herz y Adriana Tarazona estaba en el segundo piso. Desde la oficina de Keiko Fujimori se podía ver la calle y las otras oficinas estaban cerca. Ana Herz y Pier Figari compartían una oficina, pero como los temas de Tesorería los veía Adriana Tarazona, esta última tenía una sola oficina, la que conectaba con otros ambientes donde trabajaban otras personas de apoyo. En este acto hago entrega de tres fotografías del inmueble ubicado en Mar del Sur 186", testificó Rolando Reátegui.

Más de 7 años después que La República publicó la investigación sobre las fuji-rifa, un testigo protegido confirmó los hechos. Nunca es tarde.

Datos

- Advertencia. Rolando Reátegui alertó que falsos aportantes han comenzado a recibir presiones para que mientan a las autoridades diciendo que sí aportaron a Keiko Fujimori.

- Sombras. Se trata de Liliuth Sánchez Bardález, Liz Documet Manrique y Pedro Velayarce Llanos, a quienes Reátegui reclutó en San Martín. Según Reátegui, Fuerza Popular les ha enviado abogados para amedrentar a los falsos aportantes.

Testigo entrega su teléfono

- Con la finalidad de que la Fiscalía de Lavado de Activos verifique sus dichos, el congresista Rolando Reátegui entregó un teléfono de uso personal con el que se comunicaba con Keiko Fujimori y miembros de la cúpula del partido fujimorista.

- El propósito de Reátegui es que las autoridades confirmen que mantenía comunicación directa y fluida con Keiko Fujimori, Ana Herz, Pier Figari y otros integrantes de la cúpula.

- Con el levantamiento del secreto de las comunicaciones se podrá establecer con quiénes mantenía relaciones Reátegui en el partido fujimorista.

- En su manifestación el testigo indica que la asistente de Keiko Fujimori en el primer piso de la calle Mar del Sur 186, Rocío Arévalo Salazar, y su segunda asistente, Carmela Paucara Paxi, cuentan con información trascendental sobre las personas que llegaban al despacho de la candidata presidencial en 2011.