Grupos independientes arrasan con alcaldías de principales provincias