Investigan 218 propiedades de hijos y familiares de líderes de iglesia Agua Viva

Amplia pesquisa policial. El escrutinio de la Dirección de Lavado de Activos incluye 218 inmuebles, 26 empresas y 30 vehículos de los tres hijos de Pedro Hornung y Mirta Lazo, y de todos los hermanos de estos.

Amplia pesquisa policial. El escrutinio de la Dirección de Lavado de Activos incluye 218 inmuebles, 26 empresas y 30 vehículos de los tres hijos de Pedro Hornung y Mirta Lazo, y de todos los hermanos de estos.

La Dirección de Lavado de Activos de la Policía Nacional (Dirila) amplió la investigación a los dirigentes de la iglesia evangélica Agua Viva, Pedro Hornung Bobbio y su esposa Mirta Lazo Ríos, y ahora comprenderá a sus tres hijos, Sergio, Peter y Mirta Hornung Lazo. Ellos también cumplen funciones en la congregación.

Las autoridades de la Dirila tomaron la decisión luego de constatar que, así como la pareja de cónyuges, sus hijos tienen una considerable cantidad de propiedades inmuebles, empresas y vehículos. Los agentes sospechan de un esquema de lavado de activos, de acuerdo con fuentes consultadas por La República.

Por las mismas razones, la indagación policial alcanzará a Gina, Betty y Giovanna Lazo Ríos, hermanos de la excongresista de Restauración Nacional, la “profeta” Mirta Lazo, esposa del “apóstol” Pedro Hornung, quien por muchos años cumplió funciones de tesorero de la organización Agua Viva y fue el arquitecto financiero de la compra del coliseo Amauta por 6 millones de dólares. La investigación busca establecer el origen de los fondos con los que adquirieron bienes, cuyo monto a primera vista no parece coincidir con sus ingresos declarados ante la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat).

En el caso de Sergio Hornung Lazo (43), pastor principal de Agua Viva e hijo mayor de los Hornung Lazo, él posee 13 inmuebles en Surco, La Molina y San Isidro, además de cinco vehículos. Según Sunarp, también es socio en tres compañías. Peter Hornung Lazo (40), el segundo de los hijos, registra nueve inmuebles en La Molina, Surco y San Isidro y cuatro vehículos. Es accionista en cinco empresas. Mirta Hornung Lazo, de 37 años, ha registrado trece inmuebles, un vehículo y es socia de tres empresas.

La ruta del dinero

El propósito de los detectives de Lavado de Activos –indicó la Policía– es verificar si los investigados usaron fondos de la iglesia evangélica Agua Viva para la adquisición de bienes o la compra de participaciones en compañías privadas.

Según declaró Peter Hornung ante la Dirila, las actividades de Agua Viva se financian con las aportaciones de sus seguidores. Si los líderes de la comunidad evangélica usaron el dinero captado durante las prédicas religiosas para su propio beneficio o de terceros, podría constituir el delito de lavado de activos. Ocurriría lo mismo si la estructura financiera de Agua Viva fue usada para introducir fondos no declarados.

La Dirila también detectó que Sergio Lazo Ríos (70), hermano de la excongresista Mirta Lazo Ríos, es propietario de 29 inmuebles en Lima, Sullana y Piura, además de siete vehículos, y es socio en ocho compañías. Betty Lazo Ríos (67) cuenta con 50 inmuebles, dos vehículos y es socia en cinco compañías.

Gina Lazo Ríos (60) tiene a su nombre nueve inmuebles, un vehículo y es socia en una empresa. Shary Lazo Ríos (59) posee 32 inmuebles, ocho vehículos y es accionista en dos empresas. Finalmente, Giuliana Lazo Ríos (50) es dueña de siete inmuebles en Sullana.

Por su parte, los hermanos Giovanna y Heinz Werberhofer Bobbio, de 57 años y 59 años, respectivamente, parientes directos del “apóstol” Pedro Hornung Bobbio, según Registros Públicos, son dueños de 39 inmuebles y diez vehículos. La primera tiene 24 inmuebles y nueve vehículos, y el segundo, quince inmuebles, un vehículo y es socio de una empresa.

En setiembre del 2017, la Dirección de Lavado de Activos (Dirila) inició una investigación al “apóstol” Pedro Hornung por el esquema de compra del coliseo Amauta.

El 13 de octubre, el órgano policial especializado remitió el caso a la Segunda Fiscalía Supraprovincial Corporativa de Delitos de Lavado de Activos y Pérdida de Dominio, a cargo del fiscal Eduardo Cueva. El caso se creía perdido, pero fue salvado (ver recuadro).

Un caso salvado del archivamiento

- El 20 de junio, el fiscal Eduardo Cueva, en lugar de solicitar una pericia contable y pedir información a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) sobre operaciones sospechosas y requerir el levantamiento del secreto bancario, tributario y bursátil, decidió archivar el caso. Cueva argumentó que los esposos Pedro Hornung y Mirta Lazo presentaron documentos acreditando sus declaraciones anuales al impuesto a la renta como personas naturales y jurídicas, lo que acreditaba el supuesto origen lícito de su amplia solvencia económica.

- El 25 de junio, la Procuraduría de Lavado de Activos emitió una queja ante la fiscal superior Elizabeth Peralta Santur.

- El 30 de julio, la fiscal Elizabeth Peralta le dio la razón a la procuradora de Lavado, Raquel Casas, y ordenó que siga con las investigaciones.

 

ASD

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO