Denuncian a candidato fujimorista por no pagar el alquiler de local

Un empresario denunció al candidato de Fuerza Popular, para la alcaldía de Miraflores, por no pagarle el alquiler de su local desde el 2017. 

Un empresario denunció al candidato de Fuerza Popular, para la alcaldía de Miraflores, por no pagarle el alquiler de su local desde el 2017. 

Jacques Rodrich Ackerman, candidato fujimorista a la alcaldía de Miraflores y esposo de la congresista de Fuerza Popular, Cecilia Chacón, fue acusado por no pagar el alquiler de un local desde el 2017.  

Según la denuncia de Jorge Luis Gamero Rivera, que recogió Diario Uno, el empresario fujimorista lo contactó en el 2011 para que le alquile un local ubicado en Jicamarca del cual era posesionario, según le explicó, Rodrich Ackerman tenía previsto instalar allí una de las plantas de Farenet, empresa de revisiones técnicas vehiculares que es de su propiedad.  

“Quedamos que durante el primer año la renta iba a ser de 3 mil dólares (mensuales), y a los tres siguientes de 5 mil dólares”, explica Jorge Luis Gamero, quien firmó el contrato con el fujimorista el 30 de marzo del 2012.  

Gamero Rivera indicó que durante cuatro años el contrato se cumplió de manera correcta. Sin embargo, otra empresa le ofreció pagarle 10 mil dólares por el local, por ello habló con Jacques  Rodrich para llegar a un nuevo acuerdo y que le pague más por el predio.  

Antes de que finalice el contrato, ambos llegaron a un acuerdo verbal para incrementar el alquiler, por ello, Gamero no envía la carta notarial para que Rodrich para que desocupe el local.  

Pero, cuando se acuerda la firma de la adenda el esposo de Cecilia Chacón desiste y afirma -según Jorge Luis Gamero- que no dejará el terreno porque no recibió ninguna carta notarial dando por rescindido el contrato.  

Por ello, desde noviembre del 2017, Rodrich Ackerman no le ha pagado nada a empresario Gamero y no le contesta el teléfono. “Lo hemos citado dos veces a la conciliación y no ha ido. Mi abogado fue a sus oficinas y lo tonteaban”, explicó.  

RESPONDE DENUNCIA  

Pese a que en un momento no reconoció que exista una denuncia en su contra por no pagar el alquiler de un local, después explicó que sí le había alquilado el terreno, pero que apareció un “fulano” y que por ello no se firmó otro contrato.  

“El contrato se firmó, se consumió y se acabó. A la hora de renovar el contrato no lo pudimos renovar, porque apareció otro fulano diciendo que él tenía mejor derecho sobre el terreno, porque el señor Gamero no acreditó propiedad sobre el terreno, ni siquiera era posesionario. (…) Por eso es que no se le renovó”, explicó. 

 

Te puede interesar