Congresistas juegan con las reformas que impulsa el Gobierno

Demoras y contrabando. Aunque dicen trabajar con celeridad para lograr las modificaciones sobre el sistema judicial y la estructura política, se siguen dilatando las tareas del Parlamento con cuestionadas añadiduras y extendidos calendarios. 

Demoras y contrabando. Aunque dicen trabajar con celeridad para lograr las modificaciones sobre el sistema judicial y la estructura política, se siguen dilatando las tareas del Parlamento con cuestionadas añadiduras y extendidos calendarios. 

Aunque el presidente del Congreso, el fujimorista Daniel Salaverry, aseguró que este poder del Estado aceleraría los trabajos para sacar la reforma del sistema de justicia, se sigue dilatando la tarea en el Parlamento. La última complicación fue el intento de incluir cambios en la designación de los jefes de Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) y el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec). 

El anuncio de Salaverry de que el pleno de ayer abordaría la reforma del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) cayó en saco roto. Mostrando su molestia, inició la sesión y de inmediato la suspendió para convocar a junta de portavoces, integrada por voceros de todas las bancadas. Aunque no había dictamen de reforma que debatir, habló de alternativas para superar este escollo.

"Hay varias salidas. Puede de manera inmediata sesionar la comisiones de Constitución y de Justicia para ver si en la mañana se logra aprobar el dictamen, exonerar los proyectos de ley sobre el CNM y entrar directamente al Pleno, y puede que en la junta tratemos los borradores del proyecto mientras se ve una decisión", dijo Salaverry a la prensa.

La junta de portavoces acordó esperar a que Constitución y Justicia den sus dictámenes. Por tanto, el pleno no abordó la reforma del CNM, pese a los anuncios del presidente del Poder Legislativo.

Contrabando

En esa sesión, Mauricio Mulder, vocero del Apra, planteó que se debata de una vez en el mismo pleno la reforma del CNM. Según contó, solo tuvo el respaldó del vocero de APP, pero no mencionó que incluía un contrabando. 

“(Salaverry) había expresado su opinión de que se pueda debatir lo antes posible el tema del CNM y lo expuso ante los voceros. Hubo oposición por un grupo”, agregó César Vásquez, de APP, a Canal N.

Los demás portavoces no apoyaron esta propuesta porque abría las puertas al cuestionado intento para que el Congreso nombre a los jefes de ONPE y Reniec, según contaron los portavoces de Peruanos por el Kambio, Gilbert Violeta, y de Nuevo Perú, Richard Arce.

"Mulder intentaba que sin ningun dictamen llegáramos al Pleno. Lo único que íbamos a terminar debatiendo era el proyecto de Bartra en que se usaba esta circunstancia para  intervenir la ONPE y Reniec. Nos estaban llevando a una trampa que no aceptamos", aseveró el oficialista Violeta.

"Nuevo Perú y las demás fuerzas políticas dijimos que no podíamos dejar la responsabilidad de la  elección de los entes electorales al Congreso. Se prestaría a la suspicacia del direccionamiento político en instancias que requieren la total independencia para llevar procesos electorales", anotó Arce.

Salaverry anunció que la junta de portavoces decidió respaldar los calendarios de las comisiones para lograr sus dictámenes y que, una vez se emitan estos textos, se convoque a sesión de Pleno para evaluarlos y votarlos.

Pero el calendario de la Comisión de Constitución no permitiría un referéndum en diciembre junto con la segunda vuelta de las elecciones regionales, como busca el Gobierno. Para lograr esto, las comisiones deben tener aprobados los dictámenes sobre cambios constitucionales en la primera semana de octubre, pero el calendario de Constitución llega hasta la segunda semana de este mismo mes.

"En la junta de portavoces también hablamos sobre eso y convenimos en que resultaba necesario eliminar la semana de representación (cuando los congresistas viajan a sus regiones) porque si no, no llegamos", comentó Violeta.

El apepista Vásquez aseveró que coincidieron en ese planteamiento.

Empero, Salaverry no mencionó nada sobre la semana de representación. Como no se registró la sesión de la junta de portavoces, a diferencia de otras, Violeta y los voceros de otros grupos decidieron emitir un oficio en que piden al presidente del Congreso que ejecute esta necesaria medida.

En este oficio, las bancadas de PPK, Nuevo Perú, Frente Amplio, APP y Acción Popular le exigieron a Salaverry, revisar con celeridad los proyectos de reforma  para llevar a cabo el referéndum este año. Solo quedaron fuera Fuerza Popular y el APRA. 

No solo se refirieron a la reforma del CNM, sino también a las otras modificaciones que impulsa el Gobierno, sobre la reelección de congresistas, el financiamiento privado de partidos políticos y la bicameralidad del Poder Legislativo.

Los voceros de estos cinco grupos parlamentarios solicitaron que las iniciativas del Gobierno sean debatidas y aprobadas a más tardar el 5 de octubre para que sean sometidas a referéndum el 9 de diciembre, cuando se daría la segunda vuelta regional.

Para esto, invocaron "disponer que los congresistas integrantes de las comisiones dictaminadoras de la reforma política y judicial suspendan sus actividades en la semana de representación del mes de setiembre para que se avoquen a la discusión y aprobación de los dictámenes".

Violeta y Arce resaltaron que, además, estarán atentos a que otros contrabandos puedan darse y que dilatan el trabajo para sacar las reformas.

Te puede interesar