La participación de Yeni Vilcatoma salvó a Chávarry de ser separado de la CAN