Captores de Abimael: 'Ardilla' y 'Gaviota', dos héroes en el olvido

Ana Garzón y Julio Becerra, más conocidos como 'Gaviota' y 'Ardilla', expresaron que después de 26 años de la captura al líder senderista se sienten burlados por las distinciones que les han entregado. 

Ana Garzón y Julio Becerra, más conocidos como 'Gaviota' y 'Ardilla', expresaron que después de 26 años de la captura al líder senderista se sienten burlados por las distinciones que les han entregado. 

Faltando algunos minutos para las diez de la noche, el coronel Julio Becerra y la suboficial superior (r) Ana Cecilia Garzón, permitieron amablemente que ingresemos en su vivienda para realizar una larga, y típica para ellos, entrevista sobre la captura al líder de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, a un día se conmemorar los 26 años del operativo.

Para muchos, sus nombres son desconocidos. E incluso, sus caras irreconocibles en las calles. Sin embargo, lo que algunos no saben, es que esta pareja de esposos en algún momento de la historia protagonizaron los papeles de "Ardilla" y "Gaviota", la pareja de agentes encubiertos que dio inicio a la captura del sanguinario cabecilla de Sendero Luminoso, un 12 de septiembre de 1992.

¿Cómo es que llegan a ser convocados para conformar el Grupo Especial de Inteligencia?

Gaviota: El GEIN comienza con cinco personas. A raíz que empiezan los operativos, fue que llegan los alféreces a trabajar con nosotros. Todos pasamos una evaluación para ver si somos idóneos de trabajar en el GEIN las 24 horas del día. 

Ardilla: Yo llego los primeros meses del año 1991, junto con 25 oficiales de la segunda promoción de la Policía Nacional. Benedicto Jiménez nos tomó una evaluación. Él debió haber visto solo algunos características para el cargo en 16 de los 25 que fuimos. Entre ellos estuve yo. 

¿Desde que entraron al GEIN, siempre fueron 'Ardilla' y 'Gaviota'?

Ardilla: Después de cada operación teníamos nuevos indicativos. Pero todos obedecían a un tema. En alguna ocasión eramos dibujos animados, marcas de carros, fuimos elementos químicos, frutas, metales, animales. En la décima o novena operación fue que nos dieron los apelativos de Ardilla y Gaviota.

Se sienten muy identificados con los apelativos...

Ardilla: Si, claro. Ser Ardilla para mi es un orgullo. En la Policía somos más conocidos por nuestros apelativos que por nuestros apellidos. 

¿Qué sentían, pese a que tan jóvenes tenían la tarea de capturar al terrorista más sanguinario del país? ¿Temor?

Gaviota: No porque realmente nosotros teníamos todas las ganas. Cada trabajo que hemos hecho minuciosamente ha sido con toda dedicación y sobre todo compromiso con tu país porque todos los días era sangre. [...] Claro que cada operación tenía un riesgo. Temor sentimos porque somos seres humanos, pero eso no nos quitaba el seguir trabajando. Teníamos todas las ganas.

Ardilla: En principio, hacíamos nuestro trabajo. Para nosotros, saber que ese día (12 de septiembre), iba a caer Abimael Guzmán, no era cierto. Había muchos indicativos que la operación ese día era importante. 

¿Qué estaban haciendo en el día previo antes de la captura, y en el mismo día del operativo?

Ardilla: Amanecimos la noche del 11 de septiembre, nos tocó hacer una vigilancia en el 'Castillo'. Como éramos pareja, normal amanecíamos. Al día siguiente nos avisan que irrumpiríamos la casa y fuimos convocados al GEIN.

¿A qué hora llegan a la casa de Los Sauces el día 12?

Ardilla: Entre las tres o cuarto de la tarde.

Gaviota: Si, claro. Tres o cuatro de la tarde, al rededor.

¿Y qué hicieron?

Ardilla: Llegamos un total de 15 agentes. Poco a poco se fue haciendo la vigilancia en la casa, en tanto que el lugar más aparente para estar y luego ingresar a la casa, era la tienda (al lado). Primero fueron un par de agentes, quisieron beber una cerveza para hacer hora, pero lamentablemente en la tienda no les quisieron vender cerveza, y Miyashiro decide enviar a la pareja (nosotros).

Gaviota: De ahí entramos a las 8:30, estábamos en la bodega esperando 4 horas. 

Un poco pensativo, y como regresando 26 años en el tiempo, el coronel Becerra recordó una graciosa anécdota que difícilmente podrá olvidar. Casi treinta minutos antes de iniciar el operativo, Marco Miyashiro les comunicó que tenían que trepar la pared para ingresar a la casa. Esa era la intención principal, sin embargo, un hecho curioso, cambió la forma de iniciar el operativo.

¿Qué sucedió minutos antes de las 8:30 p.m.?

Ardilla: Estábamos ahí, la pareja, esperando que abran la puerta para poder ingresar. Incluso, una media hora antes, se acercó Miyashiro y nos señaló para poder trepar la pared, pero recuerdo que esa pared era muy alta, y yo físicamente pensaba que no podía subir. Esa era la intención, pero la pared era muy alta. 

Después de eso, ¿Cómo es que empieza el operativo?

Ardilla: Cerca de las ocho y media salieron cuatro personas de la casa, estaba 'Lolo', 'Lola', y la familia de ellos. [...] La operación ya se había desarrollado en otras casas, no había otra opción, detener a todas las personas que entraran o salieran. En eso fuimos, nos acercamos, los detuvimos, yo cometí un error y 'Lolo' se me abalanzó. Es ahí donde 'Gaviota' suelta un disparo al aire. Eso aturdió a él.

¿Qué dijeron los cuatro detenidos?

Gaviota: Yo me quedé con los cuatro para que 'Ardilla' pueda subir. Incháustegui me dijo "mátame" y yo le dije ¿por qué te voy a matar?, "porque he traicionado a mi partido" respondió. Y le dije no, porque nosotros respetamos los derechos humanos. Lo que ustedes no hicieron con nosotros, con el Perú. 

Lo siguiente, es una historia conocida. Abimael Guzmán fue capturado como se vio en imágenes difundidas en televisión. Los agentes del GEIN ingresaron a la vivienda, y el cabecilla de Sendero Luminoso cayó. 

casa

Han pasado 26 años de este suceso, pero 'Ardilla' y 'Gaviota' sintieron algo de nostalgia combinado con cierta indignación. Y es que después del operativo, donde cualquiera de los pudo morir, o quizá ambos, ellos dicen nunca haber sido reconocidos por su labor, siempre fueron "héroes para la foto". 

"Siempre es lo mismo, siempre nos entregan distinciones que no son más que medallas", dijo Ana Garzón, al ser consultada por los reconocimientos que durante 26 años les vienen entregando.

Medalla

Precisamente, uno de los últimos, entregado por el expresidente Pedro Pablo Kuczynski, fue una medalla como "Héroe de la Democracia", dirigida hacia el coronel en actividad Julio Becerra (Ardilla). Para que él pueda usar su medalla en su uniforme, tuvo que utilizar un pegamento a base de silicona para poder mostrar su placa. 

Asimismo, y con la vista puesta encima de los distintos recortes periodísticos que les recuerdan los tantos reportajes que les hicieron durante años, después de la captura, la suboficial en retiro, Ana Cecilia Garzón, expresó cierta congoja e indignación, porque su esposo tiene que trabajar en Cusco para lograr su tan soñado ascenso, ya que en la Policía Nacional no es reconocido ni con su nombre. Aún vive bajo la sombra de solo ser 'Ardilla', a quien le tiene un gran cariño y respeto. 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO