Guilherme Canela: “Los políticos deben defender a la prensa y no atacarla”

El consejero de Comunicación e Información de la Unesco para América Latina y el Caribe habló sobre los peligros que enfrenta actualmente la prensa y los periodistas.

El consejero de Comunicación e Información de la Unesco para América Latina y el Caribe habló sobre los peligros que enfrenta actualmente la prensa y los periodistas.

Guilherme Canela, consejero regional de comunicación e información de Unesco, conversa con La República sobre los problemas de Latinoamérica y de los peligros que enfrentan actualmente la prensa y los periodistas. Asimismo, considera que se deben proteger a poblaciones vulnerables como la LGBTI.

¿Qué tan importante son las tecnologías de la información y la comunicación (TICS) para un país que busca su desarrollo?

Si un Estado quiere tener más democracia y más desarrollo sostenido e inclusivo con más proyección en los derechos humanos no se puede dejar de lado la TICS porque tiene un papel fundamental con la cultura, económica y otros sectores. Además, nos permite luchar contra la corrupción y el tener más transparencia en las gestiones públicas.

Usted menciona que la transparencia es fundamental. Sin embargo, acá, por ejemplo, el alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, no cumple con el portal de transparencia. ¿Cómo hacer para que las autoridades sean transparentes?

La idea es salir de que sea obligatorio. Acá debe haber una decisión política para garantizar un buen gobierno. La política pública debería sancionar a los funcionarios que no entreguen información. Por ejemplo, en la India si un funcionario no da información pública que le soliciten es sancionado con descuentos a su sueldo.

¿Por qué es importante que los países se mantengan en el Pacto de San José de Costa Rica?

Es fundamental. El Sistema Interamericano de Derechos Humanos es lo mejor que ha pasado. Que los países se pongan de acuerdo en lo que van a hacer y aceptar que hay una Corte Interamericana de Derechos Humanos para garantizar estos derechos. No obstante, los desafíos de los derechos humanos se vuelven más transversales, mira ahora, por ejemplo, el cambio climático y la migración de Venezuela.

¿Y a qué atribuye usted que existan políticos que planteen salir de este pacto?

Hay políticos que piensan que pierden soberanía y verdad deben pensar que este pacto califica la soberanía de su país. Hay que defender los derechos humanos.

¿Qué posición tiene Unesco frente a la violencia hacia la comunidad LGBTI?

Rechazamos todo tipo de violencia contra cualquier ser humano. Las poblaciones especialmente vulnerables, porque históricamente tuvieron sus derechos menos protegidos que los demás, deben tener políticas públicas construidas para protegerlas. Se debe equilibrar las políticas públicas. Hay problemas graves en asesinatos y discriminación. Sin embargo, hay un avance en políticas educativas en esta temática, el matrimonio igualitario y otros. La buena noticia es que esta agenda se está abriendo paso. Hace unos años era impensable creer que se iba a debatir.

Cambiando de tema. ¿En Latinoamérica la libertad de expresión está en peligro?

La libertad de expresión es un derecho y no podemos dejar de vigilarla. Acá en Latinoamérica hay varios riesgos como la violencia contra periodistas que sigue siendo muy alta. En los últimos cinco años han sido asesinados más de 120 periodistas en la región. Otro riesgo es que hay mucha concentración de medios en Latinoamérica. Esto disminuye el pluralismo y la diversidad.

Usted habla de una equitativa repartición de la publicidad estatal. Sin embargo, acá el entonces presidente del Congreso, Luis Galarreta, aprobó en venganza una ley que prohibía la publicidad estatal contra los medios que llama “mermeleros” porque fiscalizaron su gestión. ¿Cómo explica que una autoridad tenga este tipo de actitudes?

Este es otro gran desafío. Hay en este momento un aumento del ataque de políticos contra la prensa. El ataque simbólico, verbal. Este discurso no puede ser utilizado para descalificar a la prensa. Los políticos deben ser los primeros en defender la libertad de prensa y no atacarla.

Te puede interesar