Donayre fabricó documentos para justificar negociado de combustible

Lo que dice la sentencia. Excomandante general del Ejército alega que nunca se probó que le dieron dotaciones adicionales de petróleo y gasolina, pero el fallo del tribunal sostiene que sí se logró comprobar y que se vendieron a grifos particulares.

Lo que dice la sentencia. Excomandante general del Ejército alega que nunca se probó que le dieron dotaciones adicionales de petróleo y gasolina, pero el fallo del tribunal sostiene que sí se logró comprobar y que se vendieron a grifos particulares.

En 2006, cuando ejercía el cargo de comandante general de la Región Militar Sur (RMS), el general Edwin Donayre Gotzch gestionó y recibió petróleo y gasolina mediante pedidos adicionales para unidades bajo su mando, pero estas dotaciones extraordinarias de combustible terminaron en grifos privados para obtener beneficios económicos, según la sentencia de la Segunda Sala Penal Liquidadora de Lima, documento al que tuvo acceso La República.

El combustible lo requirió Donayre supuestamente para la Primera Brigada de Fuerzas Especiales de la RMS, pero nunca llegó, por lo que fue condenado por el delito de peculado a 5 años y medio de prisión.

La Sala, presidida por la jueza superior Liliana del Carmen Placencia determinó que Donayre escribió y firmó hasta 9 oficios para justificar la inexistente necesidad de incrementos de dotación de combustible, así como haber suscrito actas de falsas entregas y recepción, con el propósito de ocultar el desvío de la gasolina y el petróleo que pidió para la RMS.

“Se aprecia que el acusado Donayre tenía conocimiento de las desviaciones del combustible, toda vez que de otro modo no se explica cómo es que suscribió oficios posteriores para simular haber hecho el trámite previo correspondiente”, señaló la Sala según el documento del fallo.

Donayre quebrantó su deber de probidad y lealtad a su institución y al Estado como funcionario público, más aún si pretendió encubrir la apropiación de combustible con la creación de documentos falsos, concluyeron los magistrados de la Sala.

La evidencia documental en la que se fundamenta la sentencia, consiste en los oficios firmados por el propio Donayre entre enero y agosto de 2016 con los que pidió dotaciones de combustible supuestamente para las subunidades que conforman la Región Militar Sur. Sin embargo, el petróleo y la gasolina nunca llegaron a los grifos autorizados de la Región Militar Sur. Los hechos ocurrieron durante la gestión del excomandante general del Ejército César Reynoso Díaz, quien recibió una condena de 6 años de cárcel efectiva.

 

GENERALES EMPAPELADOS

A lo largo del proceso judicial la defensa de Edwin Donayre presentó insistentes recursos que pretendían la invalidación del Informe de Verificación de Denuncia N° 314-2008, elaborado por la Contraloría General de la República, porque supuestamente “vulneraba” la defensa de excomandante general del Ejército.

Según la defensa del ahora congresista, el informe de la Contraloría no debería tomarse en cuenta por el tribunal porque el organismo no le dio oportunidad de ofrecer sus descargos, por lo que consideraba que se trataba de un documento parcial e incompleto.

De acuerdo con la sentencia, la Sala desestimó la pretensión de la defensa de Donayre porque era público que la Contraloría había actuado en el caso a petición del propio excomandante general y la prensa difundió los resultados de la auditoría, por lo que el general en retiro y los demás procesados tuvieron la oportunidad de responder a los cuestionamientos que el órgano de control advirtió respecto a la administración del combustible.

“Los acusados realizaron actividad defensorial que la norma constitucional les faculta, ejerciendo su derecho a refutar las observaciones que eran planteadas por el órgano contralor, siendo esto así, lo alegado por la defensa técnica del acusado Donayre no constituye afirmación cierta”, determinó la Sala, según el texto de la sentencia.

La defensa de Donayre y los demás acusados también descalificó la denuncia fiscal bajo el argumento de se limitó a referirse al informe de la Contraloría. La Sala también desestimó la imputación: “el 3 de julio de 2009, la fiscal de la Cuarta Fiscalía Provincial Penal Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de Lima formalizó la denuncia penal que incorporó formalmente las defensas de los investigados”.

Al enterarse de la sentencia, Donayre sostuvo que jamás se probó que él pidió más combustible de lo que el Ejército le había asignado. La sentencia señala lo contrario: “El incremento de combustible no solamente está sustentado en el informe de (la Contraloría) sino que se encuentra objetivamente demostrado con el listado de asignación de combustible por dotación a la Comandancia General de la Región Militar Sur (durante la gestión de Donayre)”, resolvió la Sala.

La Corte Suprema prepara la solicitud del levantamiento de inmunidad parlamentaria de Edwin Donayre para que se cumpla lo impuesto por la Segunda Sala Penal Liquidadora de Lima.

Defensa de Donayre: “No hay peculado”

  • “Hay un documento y un informe de la Contraloría que es usado como pieza central en el proceso, pero ese documento se elaboró sin que se le permitiera al patrocinado ejercer su derecho a la defensa. Pero, no hubo derecho a la defensa, por lo tanto el informe de la Contraloría es nulo, no puede ser valorado en un juicio”, señaló el abogado de Edwin Donayre, Julio Salomé.

  • “También discrepamos con la imputación del delito de peculado. Peculado se comete cuando una persona que administra el bien del Estado -en este caso el combustible-, se lo apropia para sí o para otro, pero el general Donayre no lo ha administrado. La misma Sala dice que el combustible no llegaba a la Región Militar Sur. Entonces, ¿en qué momento se apropió del combustible si no llegó?”, dijo

Te puede interesar