Hidrocarburos: Fuera de la ley

04 Sep 2018 | 18:30 h

Si el PL se aprueba tal cual está, los perjuicios serán enormes ya que tiene nombre propio: se trata, de un lado, de favorecer a los contratistas que actualmente explotan petróleo en el Perú.

El Proyecto de Ley de Hidrocarburos aprobado por la Comisión de Energía y Minas está listo para entrar al pleno. Los sectores interesados dicen que atraerá inversiones por miles de millones en dólares y debe ser aprobado ya.

Ya hemos señalado que primero que debe aprobarse es una Ley Integral de Energía y un Plan Energético de Mediano y Largo Plazo para cambiar nuestra matriz energética de acuerdo a nuestra dotación de recursos y, también, para combatir el cambio climático, compromiso del Estado en la COP 21 de París.

Ahora bien, si el PL se aprueba tal cual está, los perjuicios serán enormes ya que tiene nombre propio: se trata, de un lado, de favorecer a los contratistas que actualmente explotan petróleo en el Perú y, de otro, del ataque en toda la línea a la legislación ambiental existente. Veamos.

El 21/08 la Ministra del Ambiente Fabiola Muñoz envió el Oficio 460 a Miguel Román, Presidente de la Comisión de Energía y Minas. Le dice: “en el dictamen del 20/06 se han realizado modificaciones sustanciales al PL de Hidrocarburos remitido por el Poder Ejecutivo (PL 2145 de noviembre del 2017), respecto de los cuales no se ha solicitado opinión formal al MINAM, pese a abordar asuntos que se enmarcan en la competencia de este Sector”.

Primera cuestión: el PL 2145 enviado por PPK y Mercedes Aráoz (aprobado en Consejo de Ministros, por tanto, también por el MINAM) tiene “modificaciones sustanciales”. El MINAM se refiere a varios artículos, entre ellos al Artículo 4, que dice que las normas de otros sectores que tengan incidencia en las actividades de hidrocarburos deben contar con la opinión previa favorable vinculante del Ministerio de Energía y Minas para ser aprobados o emitidos.

Dice el MINAM que esto choca con leyes ya aprobadas, como el DL 1013 (que crea el MINAM) y la Ley 28245 (que le encarga normar la protección ambiental y la conservación del patrimonio natural). Por tanto, el PL pinta en la pared al MINAM. ¿Y el Poder Ejecutivo? ¿Bien, gracias?

Otro tema gravísimo: el Art. 87-A del PL del 20/06 dice que las acciones de remediación ambiental de sitios afectados por las actividades de hidrocarburos serán solventados por el Fondo de Contingencia creado por la Ley 30321. No. Dice el MINAM. Solo deben ser solventados los daños donde no haya sido posible identificarlos. Increíble: el PL quiere que la plata de todos los peruanos remedie los daños de terceros. Otra vez, increíble.

Igual o peor es la 3ra Disposición Complementaria Final del PL del 20/06 -que tampoco estaba en el PL 2145 PPK/Aráoz- que autoriza a Perupetro a negociar y SUSCRIBIR con los contratistas los cambios a los porcentajes de regalías pactados con ellos. Perupetro siempre ha negociado, pero nunca suscrito, pues eso es potestad del Poder Ejecutivo, vía Decreto Supremo. Hay más: este añadido fue propuesto por la Sociedad Peruana de Hidrocarburos en opinión dirigida a la Comisión y adoptado por esta, letra por letra, sin cambiar una coma.

Sigamos: todos los contratos vigentes que terminen en 7 años o menos podrán ser prorrogados por 20 años más (3ra Disposición Complementaria Transitoria). Las beneficiadas que operan en Talara son: SAPET (Lote X), Graña y Montero, Pacific, Savia Petromont y CNPC-Perú.

Y acá se cierra el círculo. Todos ellos podrán negociar sus regalías –que oscilan entre 16 y 50%– al 5% que establece el DS-017-2003. ¿Se imaginan un directorio de Perupetro, que es nombrado “a dedo”, autorizando por sí y ante sí, la rebaja de regalías por centenas de millones de dólares?

Se afirma que la rebaja aumentaría la inversión. Falso. No aumentó del 2004 al 2013, cuando el petróleo estaba por los US$ 100/barril. Según información de Perupetro elaborada por Jorge Manco, de 1997 a 2017 no se perforó ni un solo pozo exploratorio en el Lote X (el más grande). Ni uno. Pero sí se perforaron 1,058 pozos de producción. En jerga petrolera, descremaron el Lote. Lo mismo con los Lotes VI y VII en el mismo periodo: un (1) pozo exploratorio y 217 de producción. Si no invirtieron en exploración durante 20 años y con precios altos, ¿por qué lo harían ahora? ¿Por la rebaja de regalías?

Ojo al MEF que no ha dicho ni pío por esta merma, que tampoco ellos discutieron, pues el PL 2145 no decía que Perupetro suscribía los contratos. Si la regalía baja al 5% y el canon de Piura es el 18.75% del valor de la producción, ¿quién asume la diferencia ? El Tesoro, o sea nosotros vamos a subsidiar a los que no invirtieron. De Ripley.

La cereza: en los lotes de Talara mencionados hay 110 millones de barriles de reservas probadas, la mayor parte de ellas descubiertas antes de la privatización. A un precio de US$ 70/barril, van a poder percibir nuevos ingresos por US$ 7.000 millones. Esa es la madre del cordero.

Para terminar: necesitamos un Plan Energético de Mediano Plazo con incentivos a la inversión. Sí. Pero este PL solo prioriza la inversión per se. Lo peor es que, además, no la incentiva y obedece al mismo piloto automático que durante 25 años nos ha propuesto un modelo tecnocrático que nos ha puesto donde estamos. Es hora de nuevas relaciones entre mercado y Estado. Basta ya.