Keiko Fujimori seguía cayendo antes de nueva embestida contra el gobierno